Miles de mujeres activistas, feministas, universitarias, amas de casa y empleadas salieron este viernes a espacios públicos de México y el mundo para exigir la legalización del aborto y que este servicio de salud sea seguro, legal y gratuito para todas.

Uno de los nombres asignados a la marcha fue ¡Ni muertas, ni presas por abortar!, para exigir una educación sexual científica y laica y para no morir cuando una mujer recurre al aborto.

Este 28 de septiembre es el día internacional por la despenalización del aborto, el cual se estableció desde 1990 en el V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe y se ha extendido desde entonces por ciudades del mundo.

Miles de mujeres en el país se sumaron a la llamada Marea Verde para exigir que sus gobiernos incluyan como una política de Estado este servicio. En cada ciudad del país hubo una convocatoria bajo el lema #AbortoLegalYa.

En Ciudad de México, los grupos en defensa de los derechos se congregaron en el Monumento a la Madre, ubicado en Villalongín e Insurgentes, y marcharon hacia el Zócalo.

En Chihuahua, se reunieron en la Plaza del Ángel a las 6 de la tarde.


En el Puerto de Veracruz se concentraron a las 6 de la tarde en el Zócalo.


En Toluca, la capital del Estado de México, se concentraron en la Plaza de los Mártires.


Algunas cifras en México

El aborto aún es considerado un delito en casi todo el país. Únicamente Ciudad de México despenalizó este servicio de salud en 2007, lo cual solo es posible hasta la semana 12 de gestación por decisión libre de las mujeres.

El Grupo de Información en Reproducción Elegida dio a conocer un informe que refleja la criminalización del aborto en México y las prácticas que afectan principalmente a las mujeres en pobreza.

En ese documento se destaca que en todo el país han dictado 98 sentencias relacionadas con el delito de aborto en el periodo de 2007 a 2016.

GIRE emitió una serie de recomendaciones a los distintos niveles de gobierno y poderes. A los congresos locales, les recomienda realizar las reformas necesarias para despenalizar el aborto en las entidades.

En caso de crear un Código Penal federal único, sugiere la despenalización en todo el país. A las instituciones de salud locales y federal, garantizar el acceso a causales legales de aborto, sin imponer barreras injustificadas, en particular en casos de violación, que el personal de salud priorice la atención de las mujeres, y que se cuente con personal médico no objetor en todo momento.