El 20 de noviembre, Jalisco se sumó a la lista negra de estados de México en los que se ha declarado la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres. Hasta ese mes de 2018, habían sido asesinadas en el estado 206 mujeres, 47% más que las 140 de 2017, según las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

De todos estos 206 asesinatos, 25 fueron calificados como feminicidios y 181 como homicidios dolosos. Jalisco, junto con otros nueve estados, superó ya en noviembre pasado sus cifras totales de 2017, revela análisis de los números oficiales realizado por mexico.com.

OjO AQUÍ: ✝ Los asesinatos de mujeres en Guanajuato aumentaron 75% en un año

En Baja California, estos crímenes aumentaron de 215 a 278; en Estado de México, la cifra pasó de 360 a 366; Guerrero fue de 232 a 243. En Guanajuato el aumento fue de 75%, de 171 a 298 muertes. Michoacán pasó de 142 a 156; Morelos, de 69 a 70; Quintana Roo, de 36 a 47; San Luis Potosí, de 50 a 54, y Nuevo León, de 68 a 87.

Muestra de la brutalidad y criminalidad rampante en la que se encuentra Jalisco se pudo ver el pasado diciembre. Según un recuento de El Informador, en una sola semana, 11 mujeres fueron asesinadas en la entidad.

Para tratar de comprender qué puede estar pasando en Jalisco, buscamos a Víctor Manuel Sánchez, investigador de la Universidad Autónoma de Coahuila, doctor por el CIDE y especialista en seguridad pública.

“En el caso de Jalisco, mi hipótesis es que, aunque no haya una organización rival al cártel Jalisco Nueva Generación, puede tratarse de un fenómeno colateral. Cuando una organización tiene tanto control sobre una zona como tiene el Jalisco Nueva Generación, sus células delictivas, al no ser detenidas por los policías, puede darles por cometer excesos aprovechando su férreo control”, nos explica.

Jalisco está, de acuerdo con los datos oficiales, en sexto lugar en cifras totales de asesinatos de mujeres, mientras que en 2017 ocupaba el puesto noveno. Si se desagregan entre feminicidios y homicidios dolosos, se puede observar que mientras que en 2015 hubo 65 feminicidios frente a 74 homicidios dolosos, en 2018 fueron 25 de los primeros y 181 de los segundos.

“Hay un fenómeno de expansión del cártel Jalisco Nueva Generación. Muchas veces, en los negocios, están involucradas mujeres con un papel activo, sobre todo en narcomenudeo o trata de personas, y esto las pone en situaciones de riesgo que las acerca más a ser víctimas en estos procesos de expansión”, finaliza Sánchez.

Según un informe de fuentes oficiales al que tuvo acceso El Universal, de los 125 municipios que tiene Jalisco, los nueve de la Zona Metropolitana de Guadalajara concentran la mayor parte de los homicidios dolosos. Según la misma información, la violencia se deriva principalmente de una disputa interna de células del cártel por el control del narcomenudeo.