Esto pasó en nuestro país: una niña de 5 años fue herida decenas de veces, le fracturaron las costillas, abusaron sexualmente de ella y la asfixiaron hasta la muerte.

Los hechos ocurrieron el pasado 19 de noviembre, en Sombrerete, Zacatecas, y hay dos detenidos como los principales sospechosos del feminicidio: Mario y Guadalupe, sus tutores.

Las autoridades forenses determinaron que el cuerpo de la menor presentaba heridas recientes y anteriores, como cortadas en los pies y en la cara, así como lesiones en la vagina y vulva.

Mensaje a medios de comunicación.

Posted by Fiscalía General de Justicia del Estado de Zacatecas on Saturday, November 24, 2018

Este es uno de las decenas de casos que se han registrado en México en lo que va de 2018, el año más brutal para las niñas y adolescentes.

Se trata de la ola feminicida más grande registrada hasta el momento: de enero a octubre, en todo el país se reportaron 70 feminicidios de menores de edad, refiere el último reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

En 2017, la la cifra de niñas víctimas de feminicidio fue de 64; en 2016 se reportaron 53 casos; y en 2015 se registraron 49 feminicidios de menores, según datos del SESNSP.

En total estamos hablando de 236 feminicidios de enero de 2015 a octubre de 2018. Anterior a estos años, el SESNSP no desagregaba estas cifras relacionadas con la violencia de género.

En 2018, las entidades con más niñas asesinadas son Estado de México, Chihuahua, Nuevo León, Zacatecas y Chiapas.

Pero las cifras pueden ser aún mayores. En julio pasado, publicamos una serie de cinco reportajes sobre el feminicidio de niñas y adolescentes. En los textos se evidencia que la falta de una perspectiva de género por parte de las autoridades ha provocado que existan feminicidios mal clasificados y que por ello podrían estar ocultos tras las cifras de homicidios dolosos.