Los encabezados de las noticias el domingo 5 de agosto eran “Matan en Costa Rica a una turista mexicana; hay dos detenidos”, “Asesinan a turista mexicana en Costa Rica”, los comentarios en redes sociales hacia estas fueron “Pues no chinguen, están viendo que las tendencias son feminicidios y todavía se aventura sola” o “Es sentido común, si sabes que hay una graaan posibilidad de que te pase algo, no lo hagas”.

María Trinidad Matus, de 25 años, se hacía llamar Sirena y estas vacaciones decidió ir a Costa Rica, un destino que la llamaba mucho por su naturaleza, por la belleza del mar y sus playas. Ella quiso hacer este viaje sola y esa decisión pareció ser su mayor pecado.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Quién era la mexicana asesinada en Costa Rica? Las amigas de ‘Sirena’ nos cuentan.

“La policía judicial indicó que la mexicana María Trinidad Matus fue asesinada en horas de la madrugada cuando caminaba por la playa de Santa Teresa, en el noroeste de Costa Rica, junto a una amiga inglesa, quien logró salir con vida del asalto”, informó la agencia AFP.

Un portavoz del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) dijo a periodistas que el hecho ocurrió cuando dos hombres intentaron asaltar a las turistas. La sobreviviente relató a la policía que ella logró escapar cuando uno de los atacantes intentó llevarla al mar con la aparente intención de ahogarla. Tras un forcejeo, la británica logró huir y pedir ayuda a un guardia de seguridad privada y vecinos del lugar, quienes acudieron a socorrerla y atraparon a uno de los asaltantes.

Poco después encontraron el cuerpo sin vida de Matus sobre la arena de la popular playa.

Una vez dada esta noticia y puesta en redes sociales, diversos usuarios comentaron la noticia con lamentos, con rabia por la inseguridad que se vive, pero entre esos mensajes se leyeron otros más que juzgaban el hecho de que Sirena hubiera decidido viajar sola y, pues un asesinato era una consecuencia de ello, mas no de la violencia descontrolada.


Cuando viajar sola se vuelve un merecido

Amigas, conocidas o simples mujeres y hombres en defensa de Sirena comenzaron a denunciar este tipo de comentarios. “Es cuestión de solo leer los mensajes en Twitter y Facebook de la publicación; el argumento es el de siempre: ‘para qué se fue sola’, ‘para qué se fue a ese país’, ‘ya saben como está la situación’, etc.”, dijo a mexico.com una chica que conoció a María y que prefirió omitir su nombre.

En un país como México, donde se cometen siete feminicidios al día, según datos de la ONU, parecería que está claro que el problema no es que las mujeres intenten llevar una vida normal, vestir con la ropa que deseen, viajar por el mundo, tomarse las fotografías que les plazca, sino que existe un problema de violencia e impunidad que es real. Aquí mismo en mexico.com hemos contado diversas historias de violencia hacia las mujeres, niñas y adolescentes.

El caso de Sirena, aunque haya ocurrido en Costa Rica, responde al mismo panorama de violencia e inseguridad que llega a ser similar al de México.

En menos de 24 horas en las playas de Costa Rica, junto a Sirena, también mataron con violencia la española Arantxa Gutiérrez López, de 30 años, los argumentos que enjuician el que una mujer viaje sola a otro país, que salga de noche, que ande sin un hombre que la cuide son muy similares a las reacciones en México.