El Congreso de San Luis Potosí aprobó este jueves las reformas en favor de los matrimonios igualitarios y desechó la propuesta que pretendía darles otro nombre.

Con 14 a favor, 12 en contra y una abstención, los diputados locales avalaron el dictamen para reformar el Código Familiar en sus artículos 15, 105 y 133 para establecer que el matrimonio es la unión entre dos personas y no solo entre hombre y mujer.

En presencia de integrantes de la población LGBT+, los diputados presentaron sus argumentos a favor y contra del dictamen que tras ser avalado, el grito de ¡Sí se pudo! sonó al interior del recinto legislativo.

“A mi me acusan de ser incongruente, incongruencia sería haber llegado desde los sectores vulnerables y no legislar por los sectores vulnerables”, dijo el legislador morenista Pedro Carrizales, El Mijis, quien llamó a votar en favor del dictamen.

A su vez, el Eugenio Govea argumentó que “el Estado no debe de decidir a quién amar” y advirtió que ante la resolución de la SCJN en la materia, “tarde o temprano” se legislarán estas uniones.

Apenas el pasado martes, el Congreso de Hidalgo también aprobó la reforma a la Ley para la Familia del estado en favor los matrimonios del mismo sexo, promovida por el grupo parlamentario de Morena.

A la par del dictamen se discutió otro con el que se pretendía dar el nombre de “unión civil”, pero fue desechado con 12 a favor, 14 en contra y 1 abstención.

El panista Rolando Hervert argumentó que este tipo de conceptos no constituyen discriminación porque protegen a los ciudadanos, lo que le generó el rechazo de los ciudadanos en contra de la propuesta.