La propuesta en favor de los matrimonios igualitarios en Baja California Sur generó reclamos en el Congreso del Estado por parte de grupos opositores a la reforma.

La legisladora de Morena, Rosalba Rodríguez López, dio primera lectura a la iniciativa para modificar diversos artículos del Código Civil local para que el matrimonio y el concubinato dejen de ser considerados solamente como la unión entre hombre y mujer.

Alan Loubet Amador, líder local del Frente Nacional por la Familia, interrumpió a la legisladora en varias ocasiones y acusó que el sector opositor se le ha cerrado la puerta en la discusión.

Tras la presentación, integrantes de la población LGBT+ estallaron el aplausos que se vieron interrumpidos por una ciudadana contraria al proyecto.

“Las generaciones serán afectadas por esas determinaciones que se están tomando. Tomen conciencia de lo que están haciendo, piensen en sus hijos (...) el matrimonio no es un derecho humano", dijo la mujer.

En medio del reclamo, Alberto Valencia, integrante de la comunidad LGBT+, defendió la iniciativa.

“Piensen en su hijos homosexuales, piensen en los discriminados. Si el matrimonio no es un derecho entonces que lo borren de la Constitución”, sostuvo el joven.

Finalmente, la iniciativa fue turnada a comisiones para su análisis.