La Alerta de Género para la Ciudad de México sigue sin llegar. Más de un año después de que un grupo de organizaciones solicitara su declaración, activistas temen que el gobierno a cargo de José Ramón Amieva nuevamente les dará largas.

El grupo presentó un nuevo informe con el que esperan convencer a las autoridades para declarar el mecanismo en el último plazo dado, el próximo 16 de noviembre.

“Pueden dar un retardo injustificado por la falta de plazos en el reglamento, pues así ha operado la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres en los últimos procedimientos de Alerta de Violencia de Género”, nos cuenta Ana Yeli Pérez, abogada de la organización Pro Persona.

El Informe Sombra, presentado este martes, fue elaborado por el Comité Alerta CDMX y en él las organizaciones aseguran que las acciones de las autoridades de la capital del país han sido insuficientes para enfrentar la violencia contra las mujeres en la ciudad y que incumplieron varias medidas del informe del grupo de trabajo creado tras la solicitud de la Alerta de Género.

Según la regulación, después de presentar una solicitud, se forma un grupo de trabajo que elabora un informe que debe incluir propuestas de acciones preventivas, de seguridad y justicia. El Ejecutivo tiene entonces seis meses para realizar las acciones contenidas en el informe, y luego, según su desempeño, el grupo de trabajo formado por funcionarios de gobierno y académicos decide si se emite o no la Alerta de Género.

“Por las cifras alarmantes (en feminicidios y violencia contra las mujeres), en la CDMX creemos que la Alerta es un mecanismo muy importante. Como los servidores públicos no investigan con perspectiva de género, la Alerta es necesaria para que empiecen a hacerlo”, dijo en la presentación Arely Orozco, integrante del Comité.

El informe del grupo de trabajo contiene cifras de la ciudad de enero de 2012 a septiembre de 2017. En este periodo, se registraron 292 casos de feminicidios y 421 casos de homicidios dolosos contra mujeres. De acuerdo a la Procuraduría de Justicia Capitalina, se registraron 67 mil 520 casos de violencia familiar; 10 mil 832 de lesiones dolosas; 9 mil 985 de abuso sexual; 3 mil 168 de violación; 586 de acoso sexual; 212 de tortura; 173 de trata de personas y 112 de secuestro.

La activista aseguró que el trabajo del Comité no acabará cuando se declaré la Alerta. “Sabemos por experiencias en otros Estados que las medidas se cumplen de forma superficial, entonces vamos a estar vigilantes para que se cumpla tanto la declaración como sus medidas. La Alerta no va a solucionarlo todo, pero sí creemos que es un principio”, dijo.

El camino de la Alerta de Género para CDMX ha sido tortuoso. El 7 de septiembre del 2017, tres asociaciones de acompañamiento de derechos humanos y justicia presentaron una solicitud para declarar el mecanismo. Este consiste en un conjunto de acciones gubernamentales de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida.

Según los plazos que se marcan en la regulación, de haberse cumplido todos los procesos en tiempo, la fecha límite original para decidir si emitir o no la alerta debería haber sido a principios de mayo. Pero, como contamos en mexico.com, diversos problemas administrativos llevaron a que la decisión se retrasase hasta principios de octubre.

Pero incluso cuando ya iba a vencer este nuevo plazo, el grupo interdisciplinar encargado de evaluarla pidió una nueva prórroga hasta el 16 de noviembre. Una representante de este grupo nos dijo entonces que se debió a la transición de poder político y el hecho de que no tenían recursos previstos para atender la alerta. Para las asociaciones, los retrasos obedecen a un intento de hacer que sea la próxima Administración quien asuma el costo político de la declaratoria.