Las agresiones contra periodistas capturaron la atención del público estadounidense durante 2018. Ese país lleva un par de años sumido en una batalla constante entre los medios de comunicación y el presidente Donald Trump. Por ello, la revista TIME dedicó su ejemplar de la “Persona del año 2018” a periodistas agredidos en el ejercicio de su trabajo y en su lucha por el derecho a la información.

Desde la campaña presidencial de Donald Trump en 2016, Estados Unidos vive en una guerra diaria contra las noticias falsas. El presidente Trump ofrece datos tan imprecisos en sus discursos que medios estadounidenses han creado secciones especiales de verificación de información para desmentirlo. Los medios se convirtieron en el peor enemigo de un gobernante que utiliza información falsa para manipular a su pueblo. TIME se refiere a estos periodistas violentados como “Los guardianes” en la “Guerra contra la verdad”.

Los periodistas reconocidos como “Persona del año” son:

  • Jamal Khashoggi. El columnista originario de Arabia Saudita fue asesinado en octubre de 2018 al interior de la embajada de su país en Turquía. Khashoggi era abiertamente crítico del gobierno de su país. De acuerdo con TIME: “Él le habló al mundo sobre la brutalidad del gobierno saudita contra quienes se atrevieran a alzar la voz. Y fue asesinado por ello”. La muerte de Khashoggi le dio la vuelta al mundo porque entre sus repercusiones reveló “la verdadera naturaleza de un príncipe sonriente, la total ausencia de moralidad en la alianza saudita-estadounidense y (en la cascada de noticias y alertas, publicaciones y compartidos y me gusta) la centralidad de la pregunta por la que fue asesinado: ¿En quién confías para contar la historia?”.
  • Maria Ressa. Esta periodista filipina podría ir a prisión en su país por sus crónicas de la violenta guerra contra las drogas y las ejecuciones extrajudiciales ordenadas por el presidente Rodrigo Duterte. Ressa es fundadora del sitio de noticias Rappler, que gracias a las redes sociales ha encontrado la vía para informar sobre las inclinaciones autoritarias de un presidente populista. En noviembre Ressa y Rappler fueron indiciados judicialmente por fraude, en un intento del gobierno filipino por silenciar a un medio y a su editora.
  • Capital Gazette. Las oficinas y redacción de este periódico estadounidense fueron atacadas en junio de 2018 por un hombre que abrió fuego contra elllas. Cinco integrantes del equipo de Capital Gazette murieron en este ataque. El resto del equipo se dispuso a no bajar los brazos y reportaron la agresión vivida e incluso publicaron la edición impresa del díario al día siguiente. “Aún intactos y fortalecidos después del tiroteo masivo están los vínculos de confianza y comunidad que para los medios de información nacionales se habían erosionado debido a la división partidista, nunca tanto como este año”, escribe la revista TIME.
  • Kyaw Soe y Wa Lone. Estos periodistas de la agencia Reuters se encuentran encarcelados en Birmania por su cobertura de la limpieza étnica ejecutada en ese país contra el pueblo musulmán Rohingya. Ambos reporteros cumplen una sentencia de siete años por documentar el asesinato de 10 musulmanes Rohingya. 

Además de estos casos específicos, la revista TIME menciona otros ejemplos de violencia contra la prensa alrededor del mundo. A pesar de la cercanía entre Estados Unidos y México, este medio no hace referencia a las agresiones contra periodistas en su vecino del sur.

Tan solo entre enero y julio de 2018, las agresiones contra periodistas en México aumentaron un 40.4% respecto al mismo periodo del año anterior, de acuerdo con reportes de la organización Artículo 19. Alrededor del 99% de las denuncias de violencia contra la prensa en México permanece impune.

Por segundo año consecutivo TIME honra a un grupo como “Persona del año”. En 2017, la revista rindió homenaje a las mujeres que se atrevieron a alzar la voz para denunciar casos de abuso y acoso sexual y con ello romper el silencio alrededor de la violencia de género.