Para hablar del movimiento en pro de la diversidad sexual se usa el acrónimo LGBTTTIQ. Y cada junio, durante los festejos del orgullo gay, vemos banderas, prendas y productos con esas siglas.

Pero ¿sabemos qué significa LGBTTTIQ, de dónde salió y por qué las usamos?

A partir de los 90, el acrónimo LGBT empezó a popularizarse conforme más personas lesbianas, gays, bisexuales y trans (LGBT) se apropiaban de estos movimientos.

Enrique Torre Molina, activista y consultor de temas LGBT+, explicó en entrevista con mexico.com que en las décadas de los 60 y 70, cuando empezaron a surgir los movimientos de diversidad sexual que conocemos ahora, los activistas usaban “gays”, “lesbianas” y “homosexuales” para describir a esta comunidad y sus demandas.

Entonces, ¿qué significa?

El acrónimo LGBT se forma con las iniciales de las palabras “lesbianas”, “gays”, “bisexuales” y “transexuales”, las primeras identidades sexuales que se apropiaron del movimiento por la libertad sexual.

Conforme se han sumado otras expresiones de identidad y preferencia sexuales, se agregaron las siglas "TTIQ": “transexuales”, “travestis”, “intersexuales” y “queers”.

Las definiciones que te presentamos se basan en glosarios del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación y de la ONU; pero este no incluye vocablos coloquiales como questioning y ally, los cuales vamos a explicar también.

Lesbiana: Mujer que se siente atraída erótica y afectivamente por mujeres. Esta palabra deriva de Lesbos, una isla griega en la que vivió la poetisa Safo, quien solía escribir sobre su amor por la belleza de las mujeres.

Gay: Hombre que se siente atraído erótico afectivamente hacia otro hombre. Se cree que proviene de francés y el provenzal, idiomas en que existe la palabra "gai", que significa alegre, gozoso o pícaro. ¿Ahora entiendes por qué el gay pride es tan festivo?

Gays y lesbianas prefieren esas palabras en lugar de “homosexual”, la cual, de acuerdo con Estefanía Vela, responsable del Área de Derechos Sexuales y Reproductivos del Programa de Derecho a la Salud del Centro de Investigación y Docencia Económicas, es un término patológico originado en psicología para describir que sentirse atraído por personas del mismo sexo era una enfermedad.

Bisexual: Persona que siente atracción por personas de un género diferente al suyo y también por las de su mismo género. Esto no implica que sea con la misma intensidad, al mismo tiempo, de la misma forma, ni que sienta atracción por todas las personas.

Transgénero: Es un término paraguas utilizado para describir las diferentes variantes de la identidad de género, cuyo común denominador es que el sexo biológico de una persona y su identidad de género no son el mismo. Una persona trans puede construir su identidad de género con intervenciones quirúrgicas o tratamientos médicos o no.

Transexual: Las personas transexuales se sienten y se conciben a sí mismas como pertenecientes al género opuesto que social y culturalmente se asigna a su sexo biológico y que optan por una intervención médica —hormonal, quirúrgica o ambas— para adecuar su apariencia física–biológica a su realidad psíquica, espiritual y social.

Travesti: Son personas que representan la apariencia contraria a su sexo de nacimiento, vistiéndose con ropa del otro género. Esto no condiciona su preferencia sexual.

Queer: Las personas queer no se identifican con el binarismo de género, es decir, no comparten que existan una forma de ser mujer y otra de ser hombre. Formulan nuevas alternativas de identidades, no buscan una transición desde su sexo biológico para llegar al otro, como en el caso de las personas transexuales.

Questioning: Se refiere a las personas que aún no definen su orientación, ni su identidad, ni su género sexual y están experimentando con relaciones sexoafectivas heterosexuales, bisexuales y homosexuales antes de autodefinirse.

Intersexual: Una persona intersexual nace con una anatomía sexual, órganos reproductivos o patrones cromosómicos que no se ajustan a la definición típica del hombre o de la mujer. Una persona intersexual puede identificarse como hombre o como mujer o como ninguna de las dos cosas y no tiene que ver con la orientación sexual o la identidad de género.

Ally: Viene del inglés straight ally y se traduce como heteroaliado; así le llaman a las personas heterosexuales que apoyan los derechos civiles, la igualdad de género y los movimientos LGBT.

Asexual: Son personas que decidieron no tener relaciones sexuales o que no sienten deseo sexual. Su falta de relaciones sexuales no está relacionada con la abstinencia ni el celibato y tampoco les impide tener relaciones afectivas o enamorarse. Pero su existencia hace replantear por completo si es relevante tener identidad y orientación sexual.

Pansexual: Las personas pansexuales consideran que les puede gustar cualquier persona sin importar su género ni orientación. Ha generado debate incluso dentro del movimiento LGBT, pues su lucha parte de que se reconozca y respete su identidad sexual, algo que el pansexualismo borra por completo.

“Personalmente me gusta el uso de “LGBT+” porque significa que siempre habrá más letras e identidades que incluir y que defender como movimiento”.

Enrique Torre Molina, activista y consultor de temas LGBT+.