‘El Mijis’ se autodefine como un chavo banda. Entre sus múltiples tatuajes, lleva escrito de hombro a hombro una marca personal que remite a su lugar de origen: “Hecho en San Luis”. Bajo esas letras, le cubre todo el pecho un ave fénix, el animal con el que se identifica “por siempre resurgir de las cenizas a pesar de las dificultades”, como él mismo explica en su cuenta personal de Facebook.

Su nombre real es Pedro César Carrizales Becerra, tiene 39 años y acaba de ser electo el pasado 1 de julio como diputado local al Congreso de San Luis Potosí. Este miércoles, su apodo ha llegado hasta el primer trending topic de Twitter, luego de que se diera a conocer su triunfo en el distrito ocho de la capital potosina con la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES).

La discusión en redes se divide entre quienes temen y cuestionan la capacidad de Carrizales por su apariencia y entre quienes acusan a esos usuarios de clasistas y cortos de miras. El propio candidato electo, un activista que ha luchado en los últimos años precisamente contra la discriminación, ha respondido esta mañana a los primeros:

"Tratan de hacerme ver como un ciudadano malo, todo por mi forma de vestir o mis tatuajes. Pues me gustaría platicarles que he pasado por muchas cosas. Tuve una infancia y juventud difícil, que gracias a Dios salí adelante con ayuda de mis familiares y buenos amigos. Y si llegué hasta aquí es por que me cansé de ver cómo por ser un chico banda, la ciudadanía discrimina a estos jóvenes".

Un poco de la trayectoria que llevamos recorrida. Aún nos faltan muchos años por seguir de pie con la causa.

Posted by Pedro Cesar Carrizales Becerra on Wednesday, July 4, 2018

Carrizales es fundador del Movimiento Popular Juvenil, una asociación creada para ayudar a los jóvenes de barrio a salir del ocio, las drogas y/o el crimen por medio del trabajo. El proyecto "Pintando tu cantón", por ejemplo, fue una manera en la que los jóvenes pudieron autoemplearse y a la vez pintar más de mil casas de los vecinos de San Luis Potosí.

Otro proyecto de su organización se llamó Un Grito de Existencia, y consistió en un recorrido en bicicleta por varios estados de México que hicieron Carrizales y otros cinco chavos banda. El objetivo de su movilización era crear conciencia social para que las personas como ellos dejaran de ser vistos como delincuentes. Y también mostrarle a los jóvenes relacionados con el crimen que otras formas de vida son posibles.

Esa travesía en dos ruedas fue documentada por el fotógrafo francés Jean Félix Fayolle. En uno de sus videos, uno de los jóvenes que siguió a Carrizales explica que "ser banda no es ser un delincuente", sino "enfrentar al sistema" al llevar el estilo de vida propio de una tribu urbana. Argumenta que ellos eligen vivir de vender artesanías en lugar de ajustarse a un esquema tradicional y estar siempre "preocupados por conseguir dinero".

Posted by Un Grito de Existencia on Friday, March 6, 2015

"Estoy acostumbrado a siempre estar luchando"

En un primer momento del proceso electoral 2018, Carrizales intentó participar como candidato independiente a diputado local. Después se unió al PT para contender como parte de la coalición del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Antes de aceptar esa invitación, Carrizales habló con el diario local Momento sobre los motivos que lo llevaron a convertirse en activista. "Yo viví en carne propia las injusticias por el simple hecho de cómo viste uno: las detenciones arbitrarias de los policías y las dificultades para conseguir un empleo formal, por los tatuajes".

Desde entonces ya estaba consciente que uno de los grandes retos que enfrentaría como candidato era precisamente el de su apariencia: "Tenemos experiencia, pero sé que voy encontrar mucho rechazo por ser de barrio, es lo que voy a enfrentar, pero estoy acostumbrado a siempre estar luchando".

En otra entrevista en video, ya como miembro de Juntos Haremos Historia, Carrizales explicó sus propuestas de campaña. Allí sostuvo que se enfocaría en los jóvenes, pero también en otras poblaciones vulnerables como los niños y los adultos mayores, y que su objetivo era construir una "verdadera cultura de paz" y de prevención de la violencia.

En mexico.com buscamos hablar con el diputado electo, y solo lo logramos durante un minuto. Carrizales se encontraba conduciendo y la llamada no era de buena calidad, pero nos alcanzó a decir esto: "Estamos sacando a los chavos del vicio, del pandillerismo y de la guerra entre bandas. Yo sigo siendo un chavo banda, porque es un modo de vivir, es un modo de crecer".