El 29 de mayo de 2017, Javier Méndez fue sentenciado a 50 años de prisión por el asesinato de la adolescente Sandra Camacho. A mediados de 2013, Méndez, de 19 años, asesinó y descuartizó a Sandra, de 17, y ocultó pedazos de su cuerpo en distintos puntos de Ciudad de México. ¿Cómo reflejaron estos hechos algunos medios mexicanos? Como la historia de un genio matemático, joven promesa y estudiante modelo, prodigio de las artes y el deporte que se topó con un obstáculo: Sandra, su víctima.

A raíz de esos titulares nació La Correctora, una página en Facebook dedicada a corregir encabezados sexistas, que enmascaran y normalizan la violencia de género. Danae Silva, diseñadora, y Abigail Gutiérrez, arquitecta, están detrás de este proyecto que ya reúne a más de 68 mil seguidores. Sin tener estudios de periodismo y armadas con su instinto feminista, ambas combaten desde la red el machismo que todavía rige parte de la sociedad mexicana.

Posted by La Correctora on Monday, May 29, 2017

Periodismo autodidacta

“No sabemos nada de periodismo,” explica Danae en entrevista telefónica. “Nuestra llegada al periodismo es porque leemos noticias. Como lectoras analizamos lo que vemos, pero hemos ido aprendiendo y ya sabemos un poco de cómo funcionan las cosas”.

Su periodismo es autodidacta, así como sus zambullidas en códigos penales internacionales. Esto le da a sus correcciones un rigor que a veces se extraña en los medios de comunicación de México y América Latina. “Es como una crítica a ellos,” explica Abigail, aunque asegura que no están en su contra. “Sólo criticamos cómo sacan la noticia sin tener información suficiente, por sacarla rápido. Imagino que si tuvieran más tiempo para leer o informarse bien antes de publicar, no pasarían muchas de las cosas que están pasando con sus titulares”.

[Perú] Originalmente iba a compartir la crítica del periodista Gerardo Caballero al titular "Desfiguran con pico de...

Posted by La Correctora on Friday, May 4, 2018

La Correctora se rige, además de por el rigor y la gramática, por dos reglas de oro. La primera es llamar a las cosas por su nombre; es decir, “si una mujer fue asesinada… no basta con decir que murió”. Los medios de comunicación –no sólo los mexicanos– a veces recurren al eufemismo “murió” para enmascarar las causas de un asesinato, de un feminicidio o de otro tipo de tragedias. Para La Correctora, la especificidad y claridad en el lenguaje son fundamentales.

La segunda regla llama al respeto: “No culpes ni juzgues a las víctimas”. Tanto en medios de comunicación como en espacios públicos como las redes sociales, la revictimización de una mujer violentada es una de las reacciones más comunes. Comentarios como “se lo merecía” o “se lo buscó” contribuyen a la normalización de la violencia de género y hacen eco de los titulares o del contenido de las notas. “Ir a la playa, viajar como mochilera o vestir de determinada manera no son argumentos para que un hombre viole, mate o acose a una mujer”, reza su credo.

La trinchera digital

Aunque las chicas de La Correctora no se proclaman activistas digitales, sí hay un impulso de protesta y propuesta detrás de sus acciones. “Llevamos mucho tiempo tratando de explicar el feminismo a más gente y ésta es la plataforma perfecta,” explica Danae. “Es el espacio perfecto que tenemos para explicar así como con pelotitas, con naranjas, cómo funcionan ciertas cosas... no se los estás aventando, no estás teniendo una discusión: lo estás poniendo ahí y hemos tenido buena respuesta”.

“Servimos para que los medios nos vean pero también para que el público se dé cuenta de lo que está leyendo,” agrega. “Estaría chido que la gente contacte a los medios y que vea que los medios nos están escuchando y que sí hay un cambio”. La tirada de estas correctoras de estilo no es destruir al sistema mediático ni generar una guerra contra los medios masivos, simplemente quieren hacer notar una situación que existe.

“Es más bien visibilizar el problema. Creo que eso es lo que ha incentivado a la gente a moverse y a exigir a los medios directamente”.

Con el paso de los meses, esta plataforma que inició en mayo de 2017 creció en popularidad y alcance. Ya no sólo corrigen a medios mexicanos, sino que sus seguidores señalan –y ellas encuentran– metidas de pata en encabezados de toda América Latina y España también.

Desde su trinchera digital y sin tomarse el crédito por los avances –“no es como que gracias a nosotras, pero somos parte de un movimiento más grande”–, ambas coinciden en que está gestándose un cambio en la manera de informar sobre violencia de género en México. “Hemos visto que las notas de Proceso ya no dicen ‘hallan muerta’, sino ‘hallan asesinada’. Como que sí están viendo el impacto que tienen, decir ‘muerta’ no explica bien lo que está pasando, esconde la violencia real”, concluyen.

✊🏽✊🏽✊🏽 [Chile] "El día 24 de abril del 2018 nos manifestamos en el frontis del Diario Austral de Valdivia en...

Posted by La Correctora on Wednesday, April 25, 2018

Compañeras de batalla

La Correctora no es el primer ni el único grupo combatiendo el periodismo sexista. Organizaciones y colectivos como Versus MX en México y Fempress en América Latina y el Caribe tienen sus propias luchas en este conflicto.

El periodismo deportivo es una de las ramas mediáticas donde es más evidente un trato sexista de la mujer. Versus MX es una organización fundada por un grupo de periodistas deportivas que luchan para cambiar el trato que se da en pantalla y en papel a los logros deportivos de las mujeres –muchas veces subvaluados por tratarse de ramas femeniles de deportes culturalmente percibidos como masculinos–. Versus MX también se pronuncia contra la violencia virtual dirigida a periodistas y comentaristas deportivas. En síntesis, buscan fomentar debate alrededor de “la discriminación de género, clase y raza con el fin de mejorar los contenidos en el periodismo de deportes”.

Desde su fundación en 1981, Fempress, la Red de Comunicación Alternativa de la Mujer, se encarga de construir puentes en la región desde su oficina central en Chile. De acuerdo con Adriana Santacruz, de The Communication Initiative Network, Fempress “desarrolló una estrategia de información y comunicación para América Latina con el fin de visibilizar la problemática femenina y contribuir a una mejor equidad entre hombres y mujeres”. A través de una red internacional de corresponsales y de varias publicaciones regionales, esta organización ha logrado incidir en la publicación de periodismo con perspectiva de género en América Latina.

Como estos ejemplos, existen más colectivos y esfuerzos individuales que día con día derrumban estereotipos de género en los medios de comunicación y construyen un periodismo más incluyente y equilibrado.