Dos ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) que parten de Tula, Hidalgo, fueron cerrados por la empresa petrolera y hasta el momento así permanecen porque los ataques a estos para robar hidrocarburos no han cesado.

Así lo informó este miércoles el director de Pemex, Octavio Romero, durante la conferencia matutina que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador.

"En el caso del ducto Tula-Azcapotzalco, que abastece con diésel también a la misma zona (a la Ciudad de México), sufrimos un piquete en el ducto a partir de las 12:00 de la noche de ayer a hoy y lo tenemos suspendido. Esperamos echarlo a caminar de nueva cuenta en las próximas horas.

“Un poquito más drástico es el caso del ducto Tula-Toluca, que ha venido sufriendo muchos robos. Ahí el 15 de enero (el martes) fue el último ‘piquete’ que le dieron; ahí se había reiniciado la operación en el ducto y a las 2 horas nos dimos cuenta que no llegaba ni un solo barril. Todo se lo estaba extrayendo, todo lo que se le estaba bombeando era extraído en una zona ubicada en el municipio de Tula, Hidalgo”, explicó Romero.

El funcionario precisó que el ducto Tuxpan-Azcapotzalco, que abastece de gasolina a la Ciudad de México, ya está operando de manera regular, después de diversos ataques que se registraron en días pasados.

OjO aquí: 🧐 Está vigilado todo el ducto Tuxpan-Azcapotzalco tras sabotajes: AMLO

“El Tuxpan-Azcapotzalco, que alimenta la Ciudad de México y la Zona Metropolitana, afortunadamente logramos echarlo otra vez, después de que nos lo picaron, de que nos lo boicotearon. Está funcionando normalmente, a razón de 170 mil barriles diarios”, indicó Octavio Romero.