El abastecimiento de gasolinas en la Ciudad de México se complicó debido al “accidente" en un ducto que va de Tuxpan, Veracruz, a Azcapotzalco, en la capital, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Ayer estábamos por resolver el problema aquí y hubo un accidente de un ducto, de Tuxpan a Azcapotzalco, fue lo que nos está ocasionando más problemas. No sabemos qué sucedió, si fue intencional, fue una fuga en el ducto y esto significa reparación, cuidado”, dijo el mandatario este miércoles durante su conferencia matutina.

Aclaró que el desperfecto ocurrió a la altura del estado de Hidalgo y que esta dificultad para el abastecimiento de gasolinas en la Ciudad de México se suma al cierre del sistema de distribución de combustibles para evitar el robo de combustibles, conocido como “huachicoleo”.

El presidente aseguró que hoy quedará resuelta la falla en el ducto.

“Hoy va a quedar arreglado por completo”, dijo.

‘Vamos a resistir todas las presiones’

Andrés Manuel López Obrador afirmó que no se abrirán los ductos de combustible solo por facilitar una solución al problema del abasto.

“Estamos cambiando el sistema de distribución utilizando pipas y esto significa demoras, retrasos y desabasto en algunas gasolinerías. Sería fácil abrir los ductos y decir ‘se normalizó ya la situación’, pero mantener a sabiendas el robo, es decir, aceptar, tolerar el robo. Eso no lo vamos a hacer. Vamos a resistir todas las presiones que sean”, afirmó.