Claudia Sheinbaum, virtual ganadora de la jefatura de gobierno de la CDMX, aseguró que a partir de enero de 2019, las fotomultas desaparecerán en la capital.

De acuerdo con la morenista, las fotomultas representan un negocio a costa de los capitalinos, por lo que a su llegada a la jefatura de gobierno las quitará.

Sin embargo, las actuales autoridades capitalinas y algunos expertos sostienen que este programa ha salvado vidas. Te contamos los detalles de esta polémica política.

La historia

El sistema de fotomultas comenzó a aplicarse en Ciudad de México desde noviembre de 2015, mediante la instalación de 40 dispositivos instalados en diferentes puntos de la capital del país.

La compra, instalación y mantenimiento de los radares se realizó mediante concesiones a la empresa Autotraffic e Inteltráfico.

La promesa de Sheinbaum radica en no renovar los contratos correspondientes para la aplicación de las fotomultas, sin embargo, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública, los contratos finalizaron desde 2017, por lo que los radares son propiedad del gobierno y el único contrato que se tiene actualmente es para dar mantenimiento a los aparatos.

Durante los casi dos años que la empresa operó el sistema de fotomultas, se realizaron 1.3 millones de infracciones, lo que representa el 0.02% del parque vehicular en la CDMX, según datos de la empresa recopilados por el diario Reforma.

¿Y los resultados?

De acuerdo con datos de la unidad de transparencia solicitados por Reforma, durante 2016, se realizaron un total de 855 mil 220 infracciones.

Dicha cifra disminuyó en un 13% para 2017, pues en dicho año se realizaron 742 mil 223 infracciones.

De acuerdo con Laura Ballesteros, exsubsecretaria de Movilidad en la CDMX, el programa de fotomultas ha ayudado a evitar accidentes y muertes.

“Son un instrumento para gestionar la velocidad, y la herramienta más importante para salvar vidas es gestionarla”.

Laura Ballesteros

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Hiram Almeida, aseguró en mayo pasado que a través del sistema de fotomultas se ha conseguido en la entidad disminuir 10% el número de muertes ocasionadas por accidentes viales.

Asimismo, durante una comparecencia ante la Asamblea Legislativa, Almeida informó que los accidentes de tránsito han disminuido en un 22%, lo que representa alrededor de 2 mil 455 accidentes menos.

¿Qué propone Sheinbaum?

La virtual ganadora de la jefatura de gobierno no pretende deshacerse de los radares, sino implementar un programa donde las sanciones no sean monetarias, indicó Andrés Lajous, asesor de Sheinbaum y experto en temas de movilidad.

De acuerdo con el sociólogo, el actual programa no busca cambiar la conducta de los automovilistas, sino hacer recaudaciones con este recurso.

“El objetivo de las sanciones debe ser cambiar el comportamiento, no recaudar dinero”.

Andrés Lajous

Asimismo, Lajous aseveró que se podría implementar un sistema de puntos en lugar de uno monetario; es decir, no cobrar las sanciones, sino penalizar a los automovilistas quitando puntos a su licencia en caso de cometer infracciones, las cuales, dijo, podrían venir acompañadas de información sobre tasa de accidentes y muertes para concientizar a la población.

Sin embargo, Laura Ballesteros asegura que la aplicación de sanciones "suaves", como lo es el sistema de puntos, no ha funcionado para cambiar conductas.

Las fotomultas es la parte tecnológica de una política de seguridad vial que a nivel global ha demostrado que salva vidas, enfatizó, junto con la regulación —como la ley de movilidad— y la educación vial.

En México, entre enero y noviembre de 2017, 32 personas perdieron la vida en accidentes viales, según cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública recopilados por Animal Político.