El jefe de Gobierno interino de Ciudad de México, José Ramón Amieva, incumplió su promesa de entregar el primero de 10 nuevos trenes que deben circular en la Línea 1 del Metro.

Amieva se había comprometido a realizar las primeras pruebas en los últimos días de junio, pero a la fecha, aún no se ha recibido el convoy en los talleres del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

“Me comentan que el 95% de los componentes de estos trenes de rodadura neumática son de fabricación y con mano de obra nacional, estaremos listos para empezar las pruebas del primer tren durante la tercera semana de junio y cada mes, de manera subsecuente, iremos recibiendo un tren más”, dijo Amieva el 21 de mayo en los talleres de la armadora CAF, en Huehuetoca, Estado de México.

Personal del área de comunicación del Metro confirmó a mexico.com que, a tres semanas de que se cumplió el plazo fijado por el jefe de Gobierno, todavía no se llevan a cabo las pruebas del tren y la empresa aún no lo entrega.

El objetivo de poner en marcha 10 nuevos trenes, uno por cada mes a partir de junio, es reducir el tiempo de espera entre cada viaje de 1 minuto 30 segundos a 55 segundos, según dijo Amieva a principios de junio pasado.

El Gobierno de la Ciudad ha destinado 3 mil 295 millones de pesos para la adquisición de un total de 10 trenes. El primero se suponía que comenzaría pruebas en junio y un nuevo tren sería puesto en marcha cada mes, según dijo Amieva ante medios en mayo pasado.

De seguir con ese plan, su administración no alcanzaría a entregarlos todos antes de diciembre, cuando el gobierno quedará en manos de Claudia Sheinbaum.

Pero CAF reporta el tren listo

El primero de los 10 trenes que reforzarán la operación de la Línea 1 está listo, según reportó la empresa CAF México.

Aunque el área de comunicación del Sistema de Transporte Colectivo informó que aún no comenzaban las pruebas, la compañía aclara que éstas iniciaron el 25 de junio.

“Estas prueba tipo, incluyen todas las pruebas estáticas y de todos los sistemas electrónicos y de seguridad del tren”, expuso CAF en un mensaje dirigido a mexico.com.

Mejoras pendientes

El Fideicomiso del Sistema de Transporte Colectivo Metro se creó después de un aumento de más del 100% en la tarifa, a partir de 2013, en la administración de Miguel Ángel Mancera.

El Metro en México es el segundo con mayor saturación del mundo después del de Delhi, en india, según el propio extitular del Metro, Jorge Gaviño. En sus 12 líneas, está diseñado para transportar a 4.5 millones de personas, pero hasta 2017 trasladaba a 5.5 millones diariamente.

La tarifa aumentó de 2 a 5 pesos, lo cual incluso tuvo un impacto en la inflación.

Con los recursos, se comprarían 45 nuevos trenes para la Línea 1 del Metro y remodelar 45 más para la Línea 2, mejorar los tiempos de las líneas 4, 5, 6 y 8.

El gobierno anunció que podrían remodelar completamente las estaciones de la Línea 1 del Metro (Observatorio-Pantitlán). Planeaban reparar 105 trenes que se encontraban fuera de servicio y se podrían incorporar 12 nuevos trenes para la Línea 12 (Tláhuac-Mixcoac)

La medida se justificó a través de una encuesta donde se consultaba a los usuarios si estaban de acuerdo en que aumentara la tarifa con el fin de que se mejorara el servicio con mejores trenes e instalaciones.

Sin embargo, la percepción sobre el servicio del Metro no ha mejorado. Ha habido suspensión en el servicio de algunos tramos, saturación en estaciones de transbordo y hasta goteras e inundaciones cuando hay lluvias fuertes en la Ciudad.

* Esta nota fue actualizada para incluir la postura de CAF México