Las obras de infraestructura que se realicen con recursos provenientes de decomisos a la delincuencia común y de “cuello blanco” exhibirán en una placa los nombres de los delincuentes a quienes se les aseguraron bienes o recursos ilícitos, anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante una asamblea en el ejido Arroyo El Triunfo, en este municipio tabasqueño, el mandatario federal apuntó: “Se va a repartir todo esto (decomisos) y se le va a poner su plaquita que diga: esto se obtuvo del cártel fulano; esto se obtuvo de lo que se le quitó a tal político corrupto”.

Los recursos serán utilizados para mejorar caminos y obras que mejoren la calidad de vida de los municipios más necesitados, dijo al recordar que esto será posible con la creación del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, cuyo decreto de creación se publicará la semana próxima.

Ante beneficiarios del programa “Sembrando Vida”, indicó que el próximo domingo en la exresidencia oficial de Los Pinos se subastarán carros de lujo, incluso camionetas que mandó el rey de Jordania a la Presidencia, y los recursos que se obtengan se canalizarán al municipio más pobre del país.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el municipio más pobre de México es Cochoapa, ubicado en Guerrero, y que está conformado por 152 comunidades.

Ante pobladores de los municipios de Balancán y Tenosique, Tabasco, apuntó que los cuatro poblados que conforman el ejido Arroyo El Triunfo contarán con nuevos caminos que se construirán con recursos provenientes de la venta de residencias decomisadas al crimen.