El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que gracias a la estrategia del gobierno federal contra el robo de combustible, este se redujo de mil 100 pipas de 15 mil litros robadas diariamente a solo 36.

Durante la presentación del programa de la Zona Libre de la Frontera del Norte, López Obrador se refirió a que desde hace 19 años se sabía del robo de combustibles e incluso se tenía contabilizado el costo, el cual actualmente asciende a más de 60 mil millones de pesos al año.

“Se tenía toda la información diaria del robo desde el gobierno de Fox, se tenía contabilizado el robo en la Secretaría de Hacienda, en aquel de entonces era alrededor de 10 mil millones de pesos por robo pero llego a más de 60 mil millones de pesos", señaló.

Desde finales del año pasado y a lo largo de este semana el desabasto de gasolina se presentó en nueve estados del país, lo que derivó en kilométricas filas en gasolineras e incluso compras de pánico.

Este viernes, AMLO sostuvo que la ausencia de combustible no se debe necesariamente a que las gasolineras compraran combustible robado sino en mayor medida al “cambio que se dio para trasladar combustible por pipas más que el uso de ductos”.

Por su parte, la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros advirtió que si no se normaliza la distribución se limitará la venta de combustible a solo 10 litros por vehículo o camión.

Ante esto PRI, PAN y PRD exigieron al gobierno federal soluciones inmediatas a la falta de gasolina que afecta la vida de los mexicanos.