El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, confió en que el gobierno de México llegará a un acuerdo con Estados Unidos en el tema de aranceles y aseguró que la imposición de estos no detendrá el flujo de migrantes hacia territorio estadunidense.

En una conferencia de prensa matutina desde la embajada de México en Washington, Ebrard dijo que el anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de imponer aranceles del 5% a productos mexicanos —a partir del próximo 10 de junio— tendrá un efecto contraproducente.

Trump amenazó la semana pasada con imponer aranceles si el gobierno mexicano no detiene el flujo de migrantes por la frontera con Estados Unidos.

El canciller Ebrard consideró que las tarifas podrían causar inestabilidad financiera y económica, y aseguró que el gobierno mexicano ya ha tomado medidas para reducir el tráfico de migrantes.

Las declaraciones de Ebrard tienen lugar dos días antes de su reunión con el secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, para negociar el tema de los aranceles.

El canciller mexicano ofreció la conferencia desde la capital estadounidense para dar a conocer la posición de México frente al amago de Trump.

El titular de la SRE dijo que la delegación mexicana no está en Estados Unidos “solo para hablar”, después de que Donald Trump criticó la llegada de los funcionarios a su país.

“México está enviando una gran delegación para hablar sobre la frontera. El problema es que ellos han estado ‘hablando’ durante 25 años. Queremos acción, no hablar", tuiteó Trump.

Aranceles tendrán impacto por más de mil mdd

Si el gobierno de Estados Unidos decide imponer aranceles, como lo anunció el jueves pasado, se tendrá un impacto económico de mil 410 millones de dólares, aseguró el titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Villalobos.

En la conferencia de prensa que encabezó Marcelo Ebrard en Washington, Villalobos detalló que las afectaciones por los aranceles representarían una cifra diaria de 3.8 millones de dólares para los dos lados de la frontera.