La nueva embajadora de México en Washington, Martha Bárcenas, de 61 años, aseguró que está consciente de que llega al cargo en un momento tenso en la relación entre Estados Unidos y México.

Bárcenas dijo que aplicará una estrategia en la que estará atenta a los mensajes de Donald Trump, pero no entrará en debate. Sin embargo, dijo estar lista por si Trump cruza “líneas rojas”, dijo en entrevista para El universal, aunque no aclaró exactamente a qué se refería al mencionar ese límite.

“Sí, yo creo en algunas cosas hay que tener la piel dura, en otras hay que tener claro las líneas rojas”, dijo al diario.

Las prioridades para la nueva embajadora es estar pendiente qué legislación migratoria se presentará en el Senado estadounidense, la situación de los mexicanos en Estados Unidos y ratificar el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).