Están por cumplirse los 100 días de gobierno de Claudia Sheinbaum al frente de la CDMX, y también lo serán para Gabriela Rodríguez, la primera titular de la Secretaría de las Mujeres (antes instituto), y uno de los principales problemas que han enfrentado son las denuncias por acoso callejero y en el transporte público, parte de la violencia de género que se sufre en la capital.

En mexico.com publicamos este 6 de marzo un especial donde mujeres de distintas edades y profesiones relatan cómo les gustaría vestirse para salir a la calle (a trabajar, estudiar, pasear, etc), pero finalmente cómo deben hacerlo a causa de las miradas lascivas que reciben, los piropos hostiles o hasta el miedo por manoseos, una violación o un secuestro.

De 2014 a 2017, las denuncias por acoso sexual aumentaron 433%. De acuerdo con los Informes estadísticos delictivos de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la CDMX, en el 2014 se registraron 39 averiguaciones previas y carpetas de investigación iniciadas por el delito de acoso sexual, el cual se clasifica de bajo impacto social; la cifra en el 2017 llegó a 208 casos.

Para saber qué acciones tiene en mente la Secretaría de las Mujeres para mermar este problema en la Ciudad de México, hablamos con su titular, la maestra Gabriela Rodríguez.

‘Queremos que suban las denuncias’

Si algo ha representado un reto para la Secretaría de las Mujeres ha sido el gran número de denuncias, explica su titular. “Están aumentando gracias a la eficiencia de las abogadas y de los Ministerios Públicos (MP). Es lo que hemos visto y lo que estamos esperando, que suban las denuncias, que las mujeres se animen a denunciar los delitos, para sancionar a los agresores. Esto es una lucha contra la impunidad porque a muchos agresores, hasta por violación, los dejan sueltos”.

Las llamadas de alerta al 911, comenta la secretaria, son las que más han incrementado. “Hay 4 mil por violencia familiar; 2 mil 700 por acoso sexual (incluido en las calles y transporte público); otras 60 por violaciones. No todas acaban en denuncia, pero son las llamadas que hemos recibido y para nosotras es un paso para actuar y enviar a las abogadas que ayuden a concretar la denuncia”.

El punto más crítico con el que se han topado es darse cuenta de que estas violencias son más de la que se pueden registrar, "y nos estamos encontrando con que son más de las que imaginábamos”, explica Rodríguez.

Tanto para la Secretaría de las Mujeres como para las instancias relacionadas a los delitos por violencia de género, el reto es que las víctimas tengan acceso a la justicia, que se sancione a los agresores, que vaya bajando la impunidad y que como impacto bajen los índices de violencia.

“Sabíamos que la violencia estaba muy alta, pero nos hemos encontrado también con que había mucho maquillaje en las cifras, lo está denunciando la procuradora Cristina Godoy, que los delitos eran mayores y estaban maquillados; había más violaciones y más acoso, pero al levantar los expedientes no los registraban como tales”, aseguró Gabriela Rodríguez.

La estrategia que tienen por ahora ahora es seguir con el apoyo a víctimas en los cinco módulos del Metro, que se van a convertir en un ejemplo para todos los MP. “Ahora ya habrá abogadas especializadas en todos los MP, esa es una estrategia a largo plazo que ya arrancamos el lunes pasado con presencia en 23 ministerios, con atención desde las 8:00 hasta las 21:00 horas”, agrega la secretaria de las Mujeres.