El reglamento que regulará el uso médico de la cannabis no integrará una de las principales peticiones de los pacientes que requieren de tratamiento a base de marihuana: el autocultivo.

Desde el 19 de junio del 2017, el consumo de marihuana con fines medicinales es legal en México, pero más de un año después, aún no existe el reglamento sobre el uso terapéutico de este producto, lo que frena la producción de tratamientos que pueden tener un impacto en la calidad de vida de los pacientes con distintas enfermedades.

“El autocultivo no está contemplado en el reglamento porque sería ir más allá de la reforma de ley”, dijo a mexico.com el coordinador Jurídico Consultivo de la Comisión Federal para la Producción contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Carlos Lizardi.

“Es importante dar a todos la claridad de que el autocultivo no está autorizado en la reforma de ley; el reglamento no contempla autocultivo, es diferente la producción nacional que quiere decir que aquellas personas físicas o morales que tengan un registro sanitario de un medicamento sí van a poder cosechar, lo cual es totalmente diferente al autocultivo”, enfatizó.

El reglamento debe ser publicado por la Secretaría de Salud a través de la Cofepris, la cual presentó un anteproyecto de reglamento en octubre 2017 para recibir observaciones por parte de la sociedad civil y expertos en el tema.

Sin embargo, especialistas advierten que la regulación del autocultivo para uso médico era el gran faltante en el documento.

El reglamento debió publicarse 180 días después de que se publicó en el DOF, es decir, en diciembre de 2017. Pese a que Cofepris está en incumplimiento con el plazo, aún no tiene fecha para publicar el reglamento, confirmó Lizaldi.

La dependencia se reunió con pacientes y asociaciones en favor del uso terapéutico de la cannabis el jueves 19 de julio para hablar sobre las observaciones, pero solo contempla agregar al reglamento las reglas para la siembra, cultivo y cosecha de marihuana para la producción nacional de fármacos.

El autocultivo reduciría costos a los pacientes

Pacientes y expertos consultados por mexico.com señalaron que el autocultivo es necesario para darle seguridad jurídica a quienes ya siembran la planta en su casa porque necesitan acceso inmediato a la medicina cannábica.

José Manuel García usa cannabis para controlar los ataques epilépticos que padece y es uno de los cerca de 500 pacientes que han recibido permiso de la Cofepris para importar el producto. En entrevista, dijo que la forma en que actualmente se adquiere la medicina cannábica le representa un gasto mensual de 21 mil pesos, el cual se vería reducido si pudiera cultivar la planta en su casa.

Gady Zabicky, psiquiatra experto en adicciones, explicó que se buscó el acceso al autocultivo para que la gente tome la responsabilidad del manejo y preparación de la medicina sin que esté de por medio un régimen fiscal o las grandes corporaciones de la industria farmacéutica.

“Que son las que están tratando de manipular el cómo se dan estas cosas, lo que quieren (desde el gobierno federal) es que haya un producto farmacéutico elaborado solo por ellos y que ésta sea la única presentación que la gente pueda adquirir o a la que pueda tener acceso y eso es inadecuado”, advirtió.