“¿Dónde están nuestros hijos? ¿Dónde están?” En medio de reclamos por parte de familiares de miles de desaparecidos en el país, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, se comprometió a dar respuesta a sus exigencias.

Este lunes se llevó a cabo el Informe de Trabajo del Sistema Nacional de Búsqueda en Palacio Nacional, a donde asistieron cientos de madres y familiares de los 40 mil desaparecidos que se calcula hay en México, quienes no dejaron de alzar la voz en reclamo de acciones concretas por parte del gobierno federal.

El presidente aseguró que ante el grave problema de la búsqueda de personas desaparecidas por la violencia no se ocultará y dará la cara.

No voy a ocultarme y voy a dar la cara siempre, por difícil que sea, por doloroso que sea, por incómodo que sea, voy a estar siempre dando la cara y tratando con ustedes este lamentable asunto”, afirmó.

López Obrador expresó que puede enfrentar ese problema porque no tiene problemas de conciencia y recordó que cuando fue opositor, “siempre me opuse a la política que aplicaron los gobiernos neoliberales y di la cara y protesté en todas las plazas públicas.

“Por eso puedo enfrentar cualquier circunstancia por difícil que sea y también como aquí se ha dicho, por convicción este lamentable asunto es el que estamos atendiendo con prioridad en el gobierno”, añadió.

Al señalar que el gobierno federal tiene 72 prioridades, pero que la primera es atender la inseguridad y la violencia, pero sobre todo la de los desaparecidos, destacó que el problema de la violencia y la inseguridad en el país es la peor herencia que le dejaron los gobiernos anteriores.

El subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas, afirmó que hay una “emergencia forense” en el país. Destacó seis aspectos sobre este problema:

1.- La falta de infraestructura adecuada, suficiente y óptima para el desarrollo de las pruebas periciales que permitan la identificación de las personas

2.- La escasez de personal especializado y suficiente en todos los servicios forenses de las entidades del país

3.- La falta de recursos, son recursos limitados que impiden la operatividad efectiva de todas las especialidades forenses

4.- La falta de criterios homologados para la conservación y tratamiento de los cadáveres

5.- El desconocimiento de la normatividad en la materia y

6.- La insuficiencia de cementerios forenses en todo el país

“Hay que replantear el rumbo y hay que hacer una política que nos garantice el trato digno y la identificación de los cuerpos que en estos momentos se encuentran en los servicios forenses del país, en fosas comunes e incluso en las fosas clandestinas que se están ubicando en estos momentos en distintos estados de la República”, dijo Encinas.

Anunció la creación de cinco institutos regionales forenses que estarán ubicados en los estados de Coahuila para atender las entidades de Chihuahua, Durango y San Luis Potosí; en Nuevo León, para atender la problemática de ese estado junto con Tamaulipas; en Sonora, para atender la problemática de Baja California, Baja California Sur y Sinaloa; en Veracruz, para atender los problemas de Puebla, Oaxaca, y Chiapas; y en la Ciudad de México, para compartir esta responsabilidad con los estados de Morelos y de Guerrero.

Para su creación se invertirán 230 millones de pesos en coordinación con algunos gobiernos estatales.

Se construirán 15 cementerios forenses: tres en Veracruz, tres en Sinaloa, dos en Jalisco, dos en Guerrero y uno en cada uno de los siguientes estados: Michoacán, Baja California, Colima, Nayarit y Tamaulipas.

La Comisión Nacional de Búsqueda contará con expertos nacionales e internacionales, como son antropólogos y arqueólogos forenses para atender la demanda en la intervención de inhumaciones clandestinas por la escasez del personal especializado.

Se van a adquirir sistemas para identificar huellas dactilares, infraestructura para contar con bases de datos y laboratorios que puedan garantizar la identificación forense en todo el país. En esta primera etapa, se prevé una inversión de 410 millones de pesos.

Uno de los principales esfuerzos es contar con una sola de bases de datos con información genética que permita la identificación de los cadáveres.

La titular de la Comisión Nacional de Búsqueda, Karen Quintana, informó que al día de hoy se cuenta con 24 comisiones de búsqueda en cada uno de los estados, de las cuales solo 18 tienen titular.

Quintana informó que desde el inicio del actual gobierno se han detectado un total de 426 fosas clandestinas, principalmente en Veracruz, Colima, Sinaloa, Sonora, Guerrero y Chihuahua, donde han sido hallados 551 cuerpos.