El presidente, Andrés Manuel López Obrador, anunció el plan para frenar el robo de combustible de instalaciones de Pemex, el cual asciende a 60 mil millones de pesos al año, y representa un robo a la nación, por lo que a partir de este mes, el Ejército y la Marina vigilan 58 instalaciones de la empresa.

Por ser un tema de seguridad nacional, 4 mil elementos del ejército y la Secretaría de Marina vigilan la entrada y salida de vehículos en 6 refinerías, 39 terminales de almacenamiento, 12 estaciones de rebombeo y un centro de control.


Robo a Pemex durante tres sexenios

El verdadero robo de combustible se da desde arriba; el huachicol y la ordeña de ductos era la pantalla y se sabe desde hace por lo menos tres sexenios, dijo López Obrador, sin mencionar los nombres de los expresidentes Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

“Esto se sabía desde hace muchos años. Y lo que hacían era que se descontaba en el ingreso de Pemex. Desde hace tres sexenios sabían del robo, pero en el 2000, 2003, se aceptaba oficialmente que se robaban 12 mil millones de pesos. Pero ahora estamos hablando de más de 60 mil millones de pesos; o sea, ha ido creciendo sin que se haga nada”, dijo López Obrador.

“Yo no tengo evidencias de que los directores de Pemex participaban en el robo de combustible. Lo que sí sé es que tenían conocimiento, de eso no tengo duda. Sabían, pero no puedo sostener con pruebas que participaban. De que sabían, sabían, porque hay hasta estadísticas. Se contrataban sistemas precisamente para la vigilancia de ductos, para medir la presión de ductos”, agregó.

En un solo día, llegaban a robarse mil 145 pipas de combustible, donde estaban involucrados empleados de Pemex. El presidente dijo que había instalaciones donde el personal del sindicato petrolero no permitía el acceso a directivos de la empresa. Sin embargo, descartó pronunciarse sobre el líder sindical, Carlos Romero Deschamps.

“Solo el 20% se da con la ordeña de ductos, que es una especie de pantalla, que la mayor parte tiene que ver con un plan que se opera con la complicidad de autoridades y con una red de distribución”, dijo el presidente.

Desde que se llevó a cabo el operativo con apoyo de la Marina y el Ejército en 19 estados de la República, más de la mitad del país, se han logrado disminuir la pérdidas en un 17.4% en lo que va del mes de diciembre, en comparación con el mes pasado.

López Obrador rechazó dar nombres de posibles directivos, gobernadores o exfuncionarios federales posiblemente involucrados. Por ahora, sólo tres empleados de alto nivel de Pemex han sido presentados ante el ministerio público federal.

El robo de 60 mil barriles diarios de gasolinas equivale al 10% de la producción petrolera diaria.

El robo de combustible será delito grave

Reiteró que el robo de combustible será considerado un delito grave, una vez que sea aprobada la reforma al artículo 19 de la Constitución, por lo que quienes enfrenten este cargo, tendrán que enfrentar prisión preventiva.

En el plan de atención a este problema de seguridad nacional, participan 16 dependencias del gobierno federal y está involucrada la Unidad de Inteligencia Financiera del Servicio de Administración Tributaria.

Una vez que entre en vigor la reforma constitucional, todo aquel que robe, compra, venda o transporte combustible robado, será enviado a prisión. Por eso, dijo, su plan es integral y busca ofrecer a jóvenes, oportunidades de empleo y becas.

Robo a la nación equivale al presupuesto de la UNAM

El robo de gasolinas y combustible de Pemex equivale al presupuesto anual de la Universidad Nacional Autónoma de México, el 60% del presupuesto de la pensión universal de adultos mayores y es 60 veces más de lo que se va a destinar el próximo año a la creación de 100 universidades.

El robo de 600 pipas diarias, con capacidad de 15 mil litros de combustible, alcanzaría en tres años para financiar una refinería, dijo López Obrador. En los últimos dos años, se ha duplicado el robo masivo de combustible.

Dijo que incluso, había depósitos de combustible robado en grandes obras, y adelantó que también van a investigar a concesionarios de gasolinerías.