El consejo general del INE impuso una multa de 197 millones 46 mil 413 pesos a Morena por la creación y manejo del Fideicomiso para damnificados de los sismos de septiembre por considerarlo ilegal y no dar aviso de su creación a la autoridad electoral, además de que no hay forma de probar que los recursos llegaron a esta población.

El consejero Ciro Murayama, de la Comisión de Fiscalización del INE, dio detalles de los mecanismos con los que el Fideicomiso recibió dinero en efectivo a través de depósitos de 50 mil pesos por nueve personas que se formaron una y otra vez en cuatro sucursales hasta sumar 1.4 millones de pesos. El proyecto presentado por el consejero fue aprobado por 10 votos a favor y uno en contra.

En su exposición, el consejero Murayama dijo que tuvieron acceso a las cámaras de las sucusales bancarias de los días en que se registaron los depósitos bancarios atípicos. En las imágenes, la Comisión de Fiscalización pudo observar que un grupo de personas se formaba una y otra vez para depositar 50 mil pesos en efectivo en a cuenta del Fideicomiso 73803 de Banca Afirme

En total, se realizaron mil 662 operaciones en efectivo hasta sumar 44.4 millones de pesos. El Fideicomiso recibió, entre septiembre de 2017 y mayo de 2018, un total de 78 millones 818 mil 566 pesos, por lo que el consejo discute una multa de 250%, que asciende a 197 millones de pesos.

El manejo del Fideicomiso estuvo a cargo de seis personas vinculadas al partido Morena, partido del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, quien dijo hace unas semanas que impugnarían ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la posible sanción del Consejo General del INE.

Se trató de un grupo de personas organizadas alrededor del mismo partido político, dijo Murayama. Es una trama de financiamiento paralela.

“Se nutre de recursos de procedencia prohibida, luego se saca el recurso sin dejar huella”, afirmó, lo que implica un “fraude a la ley”, lo cual implica un dolo.

En cuanto a los ingresos del Fideicomiso, 2.3 millones de pesos provienen de empresas, entes impedidos para aportar dinero a los partidos, señaló el consejero Murayama,quien comparó el caso con el Pemexgate (campaña de Vicente Fox en el 2000), pues no hay registro sobre quién usó dinero ni en qué.

El INE dio vista a la Fepade por las conducta que podrían representar un delito.

“Es un mecanismo ilegal de cómo se traingula dinero en favor de un partido político”, dijo el consejero Marco Antonio Baños.