Este domingo se llevan a cabo elecciones en seis entidades de la República Mexicana, las primeras desde el apabullante triunfo de Morena y su candidato, el ahora Presidente Andrés Manuel López Obrador.

En muchos sentidos, los resultados de estos comicios serán la primera evaluación al proyecto de la llamada cuarta transformación, justo cuando acaban de cumplirse los primeros 6 meses de este gobierno y a poco menos de un año de aquel triunfo con más del 53% de los votos para AMLO en donde, además, se obtuvo la mayoría en ambas Cámaras del Congreso y 5 de las 9 gubernaturas en disputa quedaron en manos de Morena.

El Presidente López Obrador ganó el 1 de julio pasado con más del 50 por ciento de los votos de los mexicanos
El Presidente López Obrador ganó el 1 de julio pasado con más del 50 por ciento de los votos de los mexicanos

En este primer semestre, el gobierno de López Obrador ya ha enfrentado varias crisis que han provocado algunas inconformidades en varios sectores de la sociedad: el desabasto de gasolina, el despido masivo de trabajadores en dependencias de gobierno, el recorte a los recursos a varias instancias e instituciones, así como la falta de insumos a sectores como el de salud.

Se suman también los proyectos como el Tren Maya, la termoeléctrica en Huexca, la refinería en Dos Bocas; la ola de violencia que convirtió al primer cuatrimestre de 2019 como el más violento de todos y que, entre otras cosas, ha dejado ya 13 periodistas muertos; y más, recientemente, la polémica con Donald Trump por la ola migratoria en ambos países.

Lo anterior sin puntualizar los problemas que las entidades bajo gobiernos morenistas (Chiapas, Ciudad de México, Morelos, Tabasco y Veracruz) enfrentan.

Es en ese contexto que este 2 de junio se eligen 138 cargos de voto popular, entre ellos 2 gubernaturas, en Puebla y Baja California, mientras los estados de Durango, Puebla, Quintana Roo y Tamaulipas tendrán votaciones de dirigentes en municipios y congresistas.

Además, la mayoría de los puestos en disputa son ejercidos actualmente por Acción Nacional, por lo que esta elección también es un reto para ellos.

Cabe destacar que para la elección de gobernadores no hay ninguna mujer, pues todos los son candidatos son varones.

Aguascalientes y Durango (presidencias municipales)

En Aguascalientes se renovarán las 11 presidencias municipales, de las cuales actualmente 4 son gobernadas por el PAN, mismo partido que ostenta la gubernatura bajo el mando de Martín Orozco Sandoval.

Mismo caso para Durango, también bajo el mando panista de José Rosas Aispuro, que renovará sus 39 ayuntamientos, actualmente gobernados por el PRI en 18 de ellos, 12 por la coalición PAN-PRD y el resto por los otros partidos.

Baja California (gubernatura, congreso y ayuntamientos)

Originalmente, esta iba a ser la elección más llamativa de la jornada de votación pues, además de ser la única en donde se iba a renovar la gubernatura, las posibilidades de que el Partido Acción Nacional perdiera por primera vez en 30 años son considerables.

Cabe recordar que, en 1989, la elección de gobernador en Baja California se convirtió en la primera en donde no ganaba el PRI y, en cambio, el triunfo fue para el panista Ernesto Ruffo Appel. Desde entonces este estado fronterizo se convirtió en un bastión blanquiazul.

En la actual contienda, el mejor parado es el candidato Jaime Bonilla, de la coalición integrada por Morena-Partido Verde-PT, y quien, antes de ser candidato, fue nombrado superdelegado del gobierno federal en esa entidad.

Jaime Bonilla, candidato de Morena a gobernador de Baja California
Jaime Bonilla, candidato de Morena a gobernador de Baja California

Le siguen Óscar Vega Marín, del PAN y exsecretario de educación estatal; Enrique Acosta Fregoso, del PRI; Jaime Martínez Veloz, del PRD; Héctor Guillermo Osuna, de Movimiento Ciudadano; e Ignacio Anaya, del partido local De Baja California.

Cabe recordar que, por orden del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, quien gane la elección sólo estará en el cargo 2 años, por lo que en 2021 se volverán a convocar a elecciones de gobernador.

En ese estado también se renovarán las 25 curules del Congreso local y las 5 presidencias municipales: Ensenada, Mexicali, Playas de Rosarito, Tecate y Tijuana.

Puebla (gubernatura y ayuntamientos)

Citando al periodista Ernesto Nuñez, la batalla de Puebla cambió de fecha este año, pues no fue el pasado 5 de mayo, sino este domingo 2 de junio.

Y es que Puebla va por su tercera elección de gobernador en menos de 3 años, y aunque cada una se ha realizado por razones distintas, todas han estado en medio de la polémica.

En la segunda de ellas, en julio de 2018, Morena y su candidato, Miguel Barbosa, acusaron fraude electoral en favor de quien había sido declarada gobernadora para el periodo 2018-2024, la panista Martha Erika Alonso, esposa de uno de los líderes del panismo y exgobernador de Puebla Rafael Moreno Valle (2010-2016) y cercana al gobernador saliente, Tony Gali (2016-2018)

Aunque los ánimos nunca se calmaron y que el triunfo panista tuvo que ser validado por el TEPJF, Alonso tomó posesión de la gubernatura el 14 de diciembre. Sin embargo, el día 24 murió junto a su esposo en un accidente en helicóptero que, hasta ahora, no ha sido aclarado por las autoridades.

Bajo ese contexto, los poblanos volverán a elegir gobernador entre los candidatos Miguel Barbosa (oootra vez), de Morena-PT-PVEM; Enrique Cárdenas, de PAN-PRD-MC; y Alberto Jiménez, del PRI.

Miguel Barbosa, candidato de Morena a la gubernatura de Puebla
Miguel Barbosa, candidato de Morena a la gubernatura de Puebla

Las estimaciones parecen favorecer al candidato morenista. Sin embargo, hay que recordar que para repetir en la candidatura, Barbosa tuvo un conflicto interno con la dirigente de Morena, Yeidckol Polevnsky, pues se pretendía que el senador Alejandro Armenta fuera el candidato. El lío llegó hasta la Sala Superior del Tribunal Electoral y bueno, quedó Barbosa.

¿Algo más para Puebla? Bueno, pues se tendrán que repetir elecciones en los municipios de Ahuazotepec, Cañada Morelos, Mazapiltepec de Juárez, Ocoyucan y Tepeojuma, por la invalidación del Tribunal Electoral.

Quintana Roo y Tamaulipas (congresos)

Y bueno, Quintana Roo, gobernado por Carlos Joaquín bajo la alianza PAN-PRD, renovará los 25 asientos de su Congreso local, dominado actualmente dominado por el PRI con 7, pero el PAN tiene 6 curules.

En tanto, Tamaulipas, bajo el dominio del panista Francisco García Cabeza de Vaca, también votará para elegir a sus nuevos 36 congresistas. En estos momentos, el dominio del PAN en la entidad es claro, pues ostenta 20 de las 36 curules, seguido por el PRI quien apenas tiene 11.

Ese es el contexto en el que se desarrollarán las primeras elecciones bajo el lopezobradorismo. La pregunta es: a un año del triunfo, ¿qué tan efervescente sigue siendo el ánimo por la cuarta transformación de “la vida pública del país”?