La prensa ha sufrido sus años más violentos durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, con 47 asesinatos de periodistas y casi 2 mil ataques.

Estas cifras constituyen un nuevo récord, de acuerdo con la organización Artículo 19.

De 2000 a la fecha, la organización ha documentado el asesinato de 118 periodistas en el país, en posible relación con su labor periodística. Del total, 109 son hombres y 9 son mujeres.

Reporteros sin Fronteras señala que México sigue siendo uno de los países más mortíferos del mundo para los periodistas y medios de comunicación. Si los reporteros cubren temas relacionados con la corrupción de las autoridades (sobre todo los gobiernos locales) o con el crimen organizado, padecen intimidaciones, agresiones, e incluso pueden ser asesinados a sangre fría, dice la organización.

En mexico.com hicimos un recuento de los 11 asesinatos registrados este 2018.

Carlos Domínguez fue el primer periodista asesinado de este 2018, el pasado 13 de enero en Nuevo Laredo, Tamaulipas. El reportero de 77 años recibió 24 puñaladas luego de que lo obligaron a descender de su vehículo, en el que viajaba con su hija.

Él ejercía su profesión de manera independiente, era autor de una columna la cual difundía a través de redes sociales y también trabajó en el Diario de Nuevo Laredo.

El 28 de marzo, el procurador General de Justicia de Tamaulipas, Irving Barrios, y el Fiscal Especial para Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), Ricardo Sánchez Pérez del Pozo dieron a conocer que seis personas fueron detenidas por su probable responsabilidad, tanto material como intelectual, en el homicidio.

En conferencia de prensa conjunta, señalaron que las aprehensiones fueron realizadas en Tamaulipas y Zacatecas por policías locales y de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, y que su homicidio sí tuvo que ver con su labor periodística, pues de hecho tres de los detenidos también son comunicadores.

El titular de FEADLE dijo que durante las pesquisas se dio prioridad a las líneas de investigación relacionadas con la actividad periodística. Para ello se analizó detalladamente todo el trabajo periodístico de la víctima.

Sánchez Pérez del Pozo precisó que se revisaron más de 120 textos publicados por Carlos Domínguez durante el último año, lo cuales fueron de gran relevancia para la comprobación de las líneas de investigación llevadas a cabo por ambas instituciones.

Pamela Montenegro fue la segunda víctima. Ella fue asesinada el 5 de febrero en Acapulco, Guerrero. Mejor conocida como la Nana Pelucas, la youtuber fue ejecutada dentro de su restaurante, un negocio que atendía junto con su esposo Samuel Muñuzuri. Según ha narrado su marido dos hombres entraron al local hacia las 7 de la tarde, y a pesar de que se les informó que no había servicio de comidas, pidieron un refresco, y pocos minutos después fueron directo hacia ella y le dispararon.

El Club de Periodistas de Guerrero emitió un comunicado donde informó que Montenegro, de 36 años, era parte de esa organización, la cual condenó los hechos y exigió una investigación. Usuarios de redes sociales y otros youtubers también lamentaron el asesinato.

La Nana Pelucas hacía sátira política desde su canal de Youtube, el fiscal general de Guerrero, Xavier Olea Peláez dijo en una rueda de prensa que un servidor público y el Cártel Independiente de Acapulco (Cida) serían los responsables de su asesinato. “La víctima, con sus publicaciones, se puso en la mira de la delincuencia organizada”, dijo. Su marido desmintió todo, y le exigió una disculpa por criminalizarla.

Olea no dio a conocer el nombre del funcionario que supuestamente estaría involucrado en el crimen. En 2016 la youtuber recibió amenazas de muerte en mantas que aparecieron en el puerto, tras las crítica que lanzó en contra de Jesús Evodio Velázquez Aguirre, presidente municipal de Acapulco.

Leobardo Vázquez Atzin fue el tercer periodista asesinado el pasado 21 de marzo en Gutiérrez Zamora, norte de Veracruz. El homicidio fue en su vivienda, según confirmó en un primer momento la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP) a través de su presidenta, Ana Laura Pérez Mendoza.

Durante varios años trabajó para el periódico La Opinión, y posteriormente tuvo un portal de noticias llamado Enlace Gutiérrez Zamora. Según medios locales el comunicador murió por disparo de arma de fuego en la colonia Renacimiento.

Ana Laura Pérez, de la CEAPP, informó que Vázquez Atzin había recibido amenazas de muerte por parte parte de un alcalde de la región, cuyo nombre no precisó. “Lo que nos reportan compañeros de la zona es que tenía amenazas de un alcalde y de un notario público de la zona. Y será algo que tengan que evaluar las autoridades”, abundó.

Juan Carlos Huerta Gutiérrez fue asesinado el 15 de mayo, en Villahermosa Tabasco. Aunque en un principio se manejó la versión de un asalto, fue el propio gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, quien confirmó que el locutor de radio y conductor de televisión fue ejecutado cuando salía de su casa, ya que los asesinos llegaron directamente a matarlo.

Juan Carlos fundó el noticiero de radio Panorama sin Reservas, del Grupo Acir, uno de los de mayor raiting en Tabasco y era el conductor estelar de Noti 9, el noticiero de televisión de Canal 9, filial de Televisa.

El gobernador de Tabasco, Núñez Jiménez calificó el ataque de “abominable asesinato” e informó que se logró identificar a uno de los vehículos desde donde le dispararon al locutor que tenía un hijo, según informó El Financiero.

Héctor González Antonio fue asesinado el pasado 29 de mayo en Ciudad Victoria Tamaulipas. Según la Procuraduría General de Justicia de la entidad el periodista fue asesinado a golpes.

González Antonio colaboraba como corresponsal del diario Excélsior y de Grupo Imagen.

La Jornada informó que el 31 de mayo familiares y amigos del periodista dieron el último adiós al comunicador en el panteón Jardín Guadalupano, ubicado en Ecatepec, Estado de México, ya que era oriundo de esa entidad. González Antonio egresó de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón de la UNAM, y llevaba 17 años radicando en Tamaulipas.

Conocidos de la víctima exigieron —en el sepelio— justicia. “Pedimos que sacaran todo y saber cuáles fueron los motivos. Pero la justicia en México solo es para dos cosas”, dijo Lorena, hermana del comunicador.

E periodista era padre de tres hijos de 21, 7 y 5 años.

María del Sol Cruz Jarquín tenía solo 27 años, cuando la madrugada del 2 de junio, fue asesinada en Juchitán de Zaragoza, Oaxaca. Ella era una fotoperiodista que estaba cubriendo la campaña política de la candidata Pamela Terán quien era candidata a segunda concejal del ayuntamiento de Juchitán por el PRI-PVEM-PANAL, y quien también fue acribillada.

Antes de subirse a la camioneta, fueron emboscadas por un comando armado que también asesinó al primo de la candidata que fungía como su chofer, Adelfo Guerra Jiménez.

María del Sol, trabajaba en el Instituto Nacional Indigenista de Oaxaca —su primer trabajo— donde era jefa de prensa, pero el titular Francisco Javier Montero, la mandó a cubrir la campaña de su hermano, quien también era candidato del PRI, bajo amenaza de correrla.

Según el testimonio de su madre Soledad Jarquín, una reconocida periodista local, su hija le había comentado desconsolada que si se negaba a cubrir la campaña del candidato del PRI “perdería el trabajo” por presión de Montero López. “Mi hija no quería estar en Juchitán, repito, no en las condiciones en que fue ‘comisionada’ bajo la amenaza de perder su empleo como jefa del Departamento de Comunicación Indígena Intercultural”, dijo su madre Soledad Jarquín en agosto a la revista Proceso, cuando se cumplieron dos meses del homicidio.

Este triple homicidio se dio en un contexto de tremenda violencia electoral durante el periodo de campañas, en el que fueron asesinados más de cien políticos en el país.

Luis Pérez García de 75 años de edad, fue asesinado en su casa ubicada en la delegación Iztapalapa, en la Ciudad de México el pasado 9 de julio, pero fue identificado varios días después: hasta el 23 de julio.

Pérez García era director de la revista Encuesta de Hoy, de acuerdo con Proceso, y su cuerpo fue encontrado con una herida producida por un objeto punzocortante, la cual le provocó la muerte, informó la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México en un comunicado, en el que también refiere que sus familiares dijeron que Pérez García se dedicaba al periodismo.

El crimen de Pérez García, quien fue miembro de la Asociación Nacional de Locutores de México, fue reportado inicialmente por la Federación de Asociaciones de Periodistas de México (Fapermex), señalaron diversos medios.

La Procuraduría capitalina indicó que el asesinato se dio en un inmueble que “se incendió” en la calle Antonio de León, colonia Juan Escutia, en la delegación Iztapalapa.

José Guadalupe Chan Dzib fue asesinado a tiros la noche del viernes 30 de junio en un bar de la población Felipe Carrillo Puerto, en el Estado de Quintana Roo. El asesinato fue confirmado por la Fiscalía General de la entidad.

Chan Dzib era reportero del semanario digital Playa News aquí y ahora, y el director del semanario Rubén Pat, dijo a la agencia de noticias AFP que Guadalupe Chan le había comentado que había recibido amenazas y pidió protección a las autoridades, pero no recibió respuesta.

Los primeros dieron a conocer que Chan Dzib se encontraba en un bar llamado la Baticueva, cuando un sujeto ingresó al bar y le disparó.

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó en un comunicado “el asesinato” y aseguró también tener información sobre amenazas recibidas por el periodista.

"La ONU-DH obtuvo información de que el Sr. Chan Dzib había recibido amenazas en su contra durante las últimas semanas y que lo habría comunicado a las autoridades sin que se hubieran adoptado medidas de protección", afirmó la agencia.

El gobierno del Estado, por su parte, inició una investigación para determinar las causas detrás de la muerte del periodista y alegó que reiteraba “su respeto a la libertad de expresión y el combate a la violencia para recuperar la tranquilidad perdida”.

Rubén Pat Cahuich fue asesinado la madrugada del 24 de julio en Solidaridad, Quintana Roo; alrededor de las 5:48 horas.

El comunicador, que era dueño de la página Playa News, un portal especializado en nota roja, y fue atacado con arma de fuego al exterior del bar ARRE, informó en su momento la fiscalía del estado.

Por ese asesinato se abrió la carpeta de investigación 92/2018, a cargo de la unidad de delitos contra la vida, informó la Fiscalía General del Estado (FGE) de Quintana Roo en un comunicado.

La FGE condenó los hechos y lamentó que el ejercicio periodístico se vea afectado a través de la intimidación. En este caso, es importante recordar que casi un mes antes fue asesinado José Guadalupe Chan, su compañero de trabajo en Playa News.

Rodolfo García González fue asesinado la tarde del domingo 5 de agosto en Guanajuato. El fotoperiodista colaboraba con las publicaciones Semanario del Valle de Santiago, Día Siete y Nuevo Milenio en Guanajuato, reporta el diario AM.

La organización Reporteros sin Fronteras exigió a las autoridades una investigación exhaustiva del caso.

De acuerdo con el periódico Guanajuato AM, Rodolfo fue atacado cerca de las 6:30 de la tarde mientras circulaba en su motocicleta entre las calles de Callejón de Pemex y Plan de Ayala, a espaldas de la Unidad Deportiva.

El 22 de agosto, la Procuraduría General de Justicia del estado dio a conocer que detuvo y presentó ante un juez del sistema penal acusatorio a un hombre como presunto responsable de asesinar a García González.

José Luz, apodado El Urras, declaró ante el Ministerio Público que forma parte de un grupo delictivo y que estaba enterado de que la ahora víctima colaboraba eventualmente con algunos medios locales con fotografías y algunos videos de hechos delictivos, por lo que decidió asesinarlo.

Javier Rodríguez Valladares fue asesinado la tarde del 29 de agosto. Él se desempeñaba como camarógrafo en el Canal 10 en Cancún, Quintana Roo, y con su homicidio ya suman tres de periodistas en esa entidad en lo que va de este 2018.

De acuerdo con información de la Fiscalía General del estado, los hechos se registraron en zona de la supermanzana 29, en donde tanto Valladares como otro hombre —que se encuentra en calidad de desconocido— recibieron varios disparos.

Aunque en medios locales trascendió que el camarógrafo había sido asesinado mientras realizaba una entrevista, según las autoridades locales, Valladares se encontraba fuera de su horario laboral y no portaba el uniforme de la televisora.

“De manera preliminar se tiene conocimiento que, el camarógrafo se encontraba fuera de su horario de labores y sin uniforme, por lo que, por el momento se descarta que su fallecimiento sea un ataque directo a la libertad de expresión", se lee en el comunicado de la dependencia estatal.

Por los hechos, autoridades ministeriales abrieron la carpeta de investigación 485/2018. En tanto, la televisora en la que Valladares colaboraba lamentó la muerte del camarógrafo.