El documental “Populismo en América Latina”, considerado una campaña negra en contra de Andrés Manuel López Obrador, fue financiado con un esquema de transferencias en donde está implicado el gobierno del Estado de México y empresas como OHL México, reveló el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto.

En la conferencia matutina de este jueves, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, pidió al titular de la UIF dar a conocer los avances en las investigaciones del actos que podrían constituir un delito electoral por el posible financiamiento de particulares en campañas políticas por encima del financiamiento público.

Las investigaciones se enfocan en quien fue el publicista de Enrique Peña Nieto en la campaña de 2005, Alejandro Jesús Quintero Iñiguez, quien junto con sus hermanos Germán Arturo, David Alfonso, María Elena y Adriana, constituyeron las empresas Grupo TV Promo SA de CV y Promo SA de CV, relacionadas con la campaña negra en contra del hoy presidente Andrés Manuel López Obrador.

Entre abril y julio de 2017, Grupo TV Promo recibió 47 millones de pesos de una posible empresa fachada, Bufete de Proyectos de Información y Análisis SA de CV, la cual tiene como accionistas a Federico Berrueto y a Ariel Berrueto Pruneda, “relacionados con el PRI”, señaló Nieto.

La razón social Bufete de Proyectos de Información y Análisis recibió recibió 186 millones de pesos provenientes de OHL México SA de CV entre abril de 2017 y julio de 2018, además de 2 mil 500 millones de pesos provenientes de la Coordinación del Programa de Apoyo a la Comunidad del Gobierno del Estado de México sin una aparente justificación en junio de 2017, cuando Eruviel Ávila aún era gobernador del Estado de México.

“A partir de estos recursos, eran entregados a las empresas que se encargaron de elaborar el proyecto de “Populismo en América”. Estamos investigando si también otros proyectos relacionados con la campaña negra de 2017 y 2018 también provinieron de estas fuentes ilícitas de financiamiento”, dijo Nieto.

“Se recibieron 3 millones 600 mil pesos de Kimgo Servicios Empresariales, la cual se encuentra en la lista de empresas bloqueadas, dijo y 14 millones de Servicios Administrativos Peñoles SA de CV, empresa dedicada a la minería, sin aparente justificación, entre abril de 2017 y julio de 2018”.

La Unidad de Inteligencia Financiera difundió que Bufete de Proyectos de Información y Análisis fue partícipe de una supuesta guerra sucia en contra de Andrés Manuel López Obrador durante el proceso electoral 2017-2018 y refirió que también fue utilizada para desviar recursos de la Secretaría de Desarrollo Social (2012-2015) y de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (2015-2018).

Santiago Nieto destacó que dio vista a la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade) y al Instituto Nacional Electoral (INE) y será coadyuvante en las investigaciones.

“Lo que estamos presentando son las empresas que estuvieron financiando a dos personas en particular, a Alejandro Quintero y en el caso de (inaudible), que instrumentaron el modelo para pagar el documental de Populismo en América. La actuación será contra cualquier persona que esté involucrada en los hechos. Corresponderá a las autoridades pronunciarse al respecto”, dijo Nieto.

Estas investigaciones se dan a conocer mientras está por promulgarse la reformas en materia de prisión preventiva oficiosa, que ahora incluye en su catálogo de delitos los relacionados con delitos electorales, robo de combustibles y actos de corrupción, entre otros. El gobierno federal precisó que no sería aplicable en este caso porque la denuncia se presenta hoy, los posibles delitos fueron cometidos entre 2017 y 2018 y la ley no se aplica de manera retroactiva.