Integrantes del Frente Nacional por la Familia solicitaron al secretario de Educación Pública Federal, Esteban Moctezuma, “no imponer ideología de género en planes y programas de estudios” y exigieron que haga público el contenido sobre educación sexual, con el fin de no dañar “la inocencia de millones de niños mexicanos”.

El presidente del Frente Nacional por la Familia, Rodrigo Iván Cortés, aseguró que le preocupa que “la ideología de género inunde los planes y programas, pues esta busca confundir el pensamiento y la naturaleza biológica del sexo” de los niños, “haciéndoles creer que desde pequeños que pueden cambiar de sexo, anclados en términos de género, que se describe como una mera construcción sociocultural y no natural”, dijo a las puertas de la Secretaría de Educación Pública (SEP) este martes

Los integrantes de la organización anunciaron una campaña bajo los lemas “Con mis hijos no te metas” y “A mis hijos los educo yo”, así como una campaña digital para recolectar firmas.

Según ellos, se piensa introducir dinámicas donde maestras de preescolar vana vestir de niñas a los niños y viceversa para crear confusión y promover la disforia de género.

“En esta tierna edad, que los maestros se dediquen a promover la disforia, nos parece completamente raro porque cuando los niños van a la escuela es que aprendan procesos de lectoescritura (...) y no que se metan a promover la ideología de género”, aseguró en conferencia de prensa uno de los integrantes del Frente a las puertas de la SEP.

A los hombres les pedirían ensayos bajo el título “hoy amanecí mujer...”, y a las mujeres, “Hoy amanecí hombre...”. Por ello, consideran que sí haya una educación sexual, pero no de disforia de género, que responden a ideologías.

Posted by Frente Nacional x la Familia on Tuesday, May 7, 2019

La transexualidad está fuera de la lista de enfermedades mentales de la Organización Mundial de la Salud desde 2018, con el fin de que las personas con esta condición queden libre de estigmas o discriminación y permitir a los gobiernos implementar políticas públicas más adecuadas a las personas y evitar el estigma.

“Tenemos mejor comprensión de que no es realmente una condición mental y que al estar en esa lista causaba estigma. Con el fin de asegurar el acceso a intervenciones en materia de salud, fue ubicada en un capítulo distinto, el de salud sexual”, explicó en 2018 Lale Say, coordinadora del equipo de enfermedades y poblaciones en riesgo de la OMS.