El presidente, Andrés Manuel López Obrador, informó que el gobierno federal interpuso una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) contra quien resulte responsable por los bloqueos a vías férreas que mantiene la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Michoacán.

“Había la costumbre de que la queja era a la autoridad, ahora lo que se va a hacer en estos casos es que vamos a pedir a la CNDH que nos recomiende qué hacer para no usar la fuerza”, dijo el mandatario durante su conferencia matutina.

El presidente hizo un nuevo llamado a los profesores para que liberen las vías y aseguró que dio instrucciones al consejero jurídico de la Presidencia para que presentara la queja ante la CNDH.

En asamblea, la CNTE tomó la decisión de levantar el bloqueo; sin embargo, hay un grupo que lo mantiene.

López Obrador señaló que el gobierno está abierto al diálogo y ya concedió las peticiones de los maestros, incluso las relacionadas a las obligaciones del gobierno de Michoacán.

"Tengo entendido que ya se les pagó a los maestros, sin embargo, continuaron con esto (el bloqueo)”, indicó.