El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) informó que han sido liquidados 10 de los 450 contratos que se tenían en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), en Texcoco.

Además se espera que en los primeros días de febrero se liquiden los 30 mil millones de pesos del Fideicomiso de Inversión en Energía e Infraestructura, conocida como Fibra E, el cual también se adquirió para esta obra.

En entrevista, el director del GACM, Gerardo Ferrando, precisó que desde el pasado 27 de diciembre, el Consejo de Administración instruyó a proceder con la terminación o cancelación anticipada que corresponde a cada uno de los contratos.

“Es un proceso que nos llevará seis meses. Las notificaciones están siendo muy rápido, entre la semana pasada y ésta habremos notificado del orden de 10 contratos de suspensión; los más importantes, que cubren 85% de lo contratado”, señaló.

Ferrando adelantó que durante esta semana se cancelarán otros dos contratos, los cuales no significaban mayor trabajo adicional o no se había realizado obra alguna.

Se analiza que el material utilizado en el nuevo aeropuerto se reutilice en Santa Lucía. Este sería movilizado a través de ferrocarril, así como para el aeropuerto capitalino.

Ferrando aseguró también que ya se trabaja con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para contar con un proyecto de preservación del Lago de Texcoco.