El Presidente, Andrés Manuel López Obrador, dio instrucciones a su gabinete para analizar la posibilidad de otorgar concesiones de radio y televisión a grupos religiosos, según dijo Arturo Farela, presidente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice).

Farela dijo que en su reunión del miércoles con el Presidente y miembros del gabinete le solicitó a la titular de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, impulsar una reforma a la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público para tener acceso a canales de radio y televisión, según lo publicó La Jornada.

Esa fue la segunda reunión entre el Presidente y la Confraternice en menos de un mes y, según el propio Farela, se tiene programada una tercera para el próximo día 27 de marzo.

La intención de la Confraternice de tener acceso a estos medios es, según su presidente, divulgar “los principios y valores que enseña la sagrada escritura” para apoyar los programas sociales del Gobierno de López Obrador, en especial el combate a las drogas.

“En México es más fácil que existan canales pornográficos que canales donde se transmitan principios y valores de amor a la familia, a la patria, a las instituciones. Creo que ya es tiempo de que se dé libertad a todas las confesiones religiosas”, declaró Farela, según el mismo texto periodístico.

Asimismo, el pastor dijo que el Presidente morenista pidió a Francisco Garduño, comisionado de los Centros Federales de Readaptación Social, dar todas las facilidades a la Confraternice para ingresar a los penales en donde haya “dificultades” para predicar la palabra de dios. Esta medida también sería aplicada en hospitales.

A la reunión también acudieron la subsecretaria de Asuntos Religiosos, Diana Álvarez Maury; el secretario de Salud, Jorge Alcocer; el coordinador de Programas Integrales para el Desarrollo, Gabriel García; y el director del Banco del Bienestar, Rabindranath Salazar.