Durante 18 meses un grupo de jóvenes, coordinados por un grupo de empresarios e intelectuales, se dedicó a manchar la imagen del presidente Andrés Manuel López Obrador, antes de que llegara a la presidencia, de acuerdo con una investigación hecha por ejecentral, quienes citaron fuentes anónimas que confirmaron la existencia de esta campaña conocida como “Operación Berlín”.

Uno de los testigos entrevistados por ejecentral mostró recibos de nómina, fotografías, correos electrónicos y mensajes que sustentaron su versión de los hechos que buscaron —sin éxito— derrocar el camino a la presidencia de López Obrador. El testigo aseguró que esta campaña comenzó a medidos de 2016 y fue encabezada y financiada por un grupo de empresarios e intelectuales mexicanos, entre los que destacan:

Francisco Agustín Coppel Luken, presidente y director general de Grupo Coppel; Alejandro Ramírez Magaña, director general de Cinépolis, y entonces presidente del Consejo Mexicano de Negocios, Germán Larrea Mota-Velasco, presidente del Consejo de Administración de Grupo México.

Además, acusó que el encargado de planear los sitios de internet contra AMLO fue el historiador Enrique Krauze, director general de la revista Letras Libres y la Editorial Clío, y Fernando García Ramírez, muy cercano a Coppel y mano derecha de Krauze.

El historiador negó este jueves todos los señalamientos hechos por ejecentral.

“Todo lo que dice este reportaje sobre mí es falso. Me reservo el derecho de actuar legalmente”, publicó en su cuenta de Twitter.

Tenemos presupuesto ilimitado”, les dijo el empresario Ricardo Rojo al grupo de jóvenes que se dedicaba a compartir memes, videos, mensajes y fake news en contra de Obrador. “El dinero no es de ustedes, así que métanle”, les gritaba el autodenominado “promotor de nuevas formas de gobierno”.

Hasta 50 mil pesos llegó a pagar el equipo de Rojo para difundir e intentar viralizar mensajes de Facebook, Twitter e Instagram que buscaban “comprobar” alguna relación entre AMLO y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, o el gobierno ruso, rumores inventados por ellos mismos.

Esta estrategia contra AMLO fue coordinada en una casa ubicada en el número 245 de la calle Berlín, colonia Del Carmen, de la alcaldía Coyoacán en la Ciudad de México, aunque también tenían células de trabajo en Guadalajara, Jalisco.

Coincidentemente, todos los nombres que dio la fuente entrevistada aparecen en el libro Juntos Hicimos Historia, escrito por Tatiana Clouthier, quien documentó el origen de la página PejeLeaks.org y la campaña de internet contra Obrador.

Otras de las páginas en donde se dedicaban a atacar a Obrador eran:

facebook.com/PopulismoAutoritario

facebook.com/napoleopez

facebook.com/mexicoprensa

facebook.com/PoliticMeme

facebook.com/injoportable

facebook.com/MexicanosHartosDelPRI