Luego de la polémica derivada del sueldo de los integrantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y mientras el gobierno de Andrés Manuel López Obrador promueve una política de austeridad, los ministros decidieron reducir sus percepciones de manera voluntaria en un 25%.

La Suprema Corte dio a conocer esta reducción del sueldo de los 11 ministros, como una medida de autorregulación de las remuneraciones de los juzgadores y de racionalidad del gasto público, con base en los principios de “eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez”.

“El Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación acordó, como medida de racionalidad del gasto público, que las remuneraciones de los 11 ministros serán disminuidas en un 25% respecto de las percibidas en el ejercicio fiscal 2018”, indicó la Corte.

También precisó que esta disminución está basada en una política de austeridad impulsada por la presidencia de la Suprema Corte, que encabeza el ministro Arturo Saldívar desde la semana pasada.

Además, la Corte detalló que “las percepciones que reciben los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación no pueden ser diferenciadas ni pueden ser disminuidas por actos provenientes de los otros poderes”, y enfatizó que el ajuste de los sueldos lo realiza en ejercicio de su “independencia y autonomía de gestión presupuestal”.