El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, informó que al adoptar el Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular el gobierno mexicano modificará sustancialmente su política migratoria, lo que permitirá observar el fenómeno desde otra perspectiva.

“En esta sala, los que estamos, coincidimos en una idea por regular la migración desde una perspectiva de derechos humanos, pero allá afuera muchos países y formaciones políticas sostienen lo contrario, que la migración es un peligro, que lo que hay qué hacer es evitarla y que lo que se tiene qué hacer es defender las fronteras, son dos ideas distintas del futuro”, aseguró durante su segunda participación en la Conferencia Intergubernamental para la adopción del Pacto Mundial de Migración en Marrakech, Marruecos.

Destacó que los flujos migratorios no son un problema de la frontera a la que llegan, sino un fenómeno que se debe ver desde su origen, tránsito, destino y retorno, en su caso.

“Eso quiere decir que, en primer lugar, para el gobierno mexicano cambia su paradigma migratorio; es decir, el fundamento, la decisión más importante que hay que tomar al adoptar este pacto, es modificar sustancialmente toda la política migratoria mexicana que ha predominado hasta esta fecha”, dijo.

Participación del Secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, en la inauguración de la Conferencia Intergubernamental para la adopción del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular, de la ONU, en #Marrakech. #CIPMM #GobiernodeMéxico

Posted by SRE on Monday, December 10, 2018

Ebrard explicó que actualmente, para quien procura algún tipo de status legal en México de trabajo, estudio o residencia, la situación es difícil, “tiene el mismo grado de dificultad que tratar de hacerlo con la Unión Europea”.

Agregó que el paradigma migratorio estaba diseñado para frenar los movimientos migratorios, “entonces México va a cambiar eso, es la primera decisión. No se puede decidir adoptar este pacto con la política migratoria como estaba”.

Lo anterior, detalló, significa que quien quiera tener movimiento migratorio de su familia o de su persona en México encontrará una posición distinta, ya que pronto se presentarán cambios legales para que dicho paradigma migratorio cambie, “esa es la primera y más importante decisión que hay que tomar”.

El canciller puntualizó que de la mano de esa decisión el gobierno mexicano tornará su mirada al sur del país, luego de que este permaneciera estancado en comparación con el resto del país, por lo que se invertirá en infraestructura y promoción económica.

“Estimamos que esa inversión, que ese esfuerzo, va a rebasar los 30 mil millones de dólares en los próximos cinco años, con lo que será la inversión más importante que se haya hecho en el sur del país”, precisó.

Agregó que se asumió el compromiso de participar en un plan de desarrollo integral y de cooperación con Honduras, Guatemala y El Salvador.

Tenemos que demostrar al mundo que esto es factible y eficaz; es decir, no basta con señalar las causas, hay que atenderlas. Queremos demostrar que este plan es más eficaz que todas las medidas de contención que se pretendan implementar”.

Con información de Notimex