El congreso de Baja California Sur avaló este martes la Minuta con Proyecto de Decreto de reformas a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia educativa, con lo que suman 17 legislaturas que la han respaldado.

Después de esta aprobación y alcanzarse la cifra de 17 congresos que la avalan, esta reforma puede ser declarada constitucional por el Congreso de la Unión y después ser enviada al Ejecutivo federal para su promulgación y entrada en vigor.

Los congresos que previamente dieron luz verde a la reforma educativa son Morelos, Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Colima, Zacatecas, Hidalgo, Tlaxcala, Campeche, Chihuahua, Sinaloa, Veracruz, Nayarit, Nuevo León, Durango y Guerrero.

Algunos de los puntos principales de la nueva reforma se refieren a que la educación superior será obligatoria, desaparecerá el Instituto Nacional de Evaluación Educativa y cambiarán los derechos laborales para los maestros.

La Reforma Educativa fue impulsada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, con el fin de dar marcha atrás a la de Enrique Peña Nieto, impulsada en 2013, la cual ponía como condición la evaluación magisterial para el otorgamiento y conservación de plazas laborales.

La reforma de López Obrador ha sido cuestionada, entre otros aspectos, porque elimina un órgano constitucional autónomo como es el Instituto Nacional de la Evaluación Educativa.