La simpatizante panista Lucía Juárez Mejía ejercía un doble rol mientras trabajaba en la Asamblea Legislativa de CDMX: fue al mismo tiempo funcionaria y contratista del organismo público.

Mientras era directora de Quejas y Denuncias del ahora Congreso de la Ciudad de México, empresas en las que participa como accionista, tesorera y apoderada legal ganaron cuatro contratos de este órgano por un monto de 7.6 millones de pesos.

Como funcionaria pública, en sus tres años y un mes de servicio ganó mucho menos que como contratista: 1.9 millones de pesos netos.

OjO AQUÍ: Panistas se despachan contratos oficiales con empresas ‘patito’ 🦆

Entre 2016 y 2017 —con Juárez Mejía trabajando en el órgano legislativo— Jumel de México, S.A. de C.V. y Juca Advertising, S.R.L. de C.V. ofrecieron al Congreso capitalino servicios de aire acondicionado y monitoreo de medios.

La exfuncionaria es accionista y tesorera de Juca y apoderada legal de Jumel, de acuerdo con el Registro Público de la Propiedad y de Comercio de CDMX.

Como directora de Quejas y Denuncias, su encomienda era atender e investigar los señalamientos en contra de servidores públicos por posibles faltas administrativas y actos de corrupción.

Pero mientras estaba en el cargo, la Auditoría Superior de la Federación puso la lupa sobre las empresas de las que forma parte, porque fueron subcontratadas para realizar eventos que presuntamente nunca se llevaron a cabo.

Ambas compañías forman parte de una red de firmas y organizaciones no gubernamentales cercanas al Partido Acción Nacional (PAN) en Ciudad de México.

Entre las accionistas de Jumel hay militantes panistas como Lilia Juárez Mejía y María Luisa Mejía Queretano.

Aunque Lucía Juárez Mejía no aparece en el registro de afiliados, el presidente del PAN en CDMX, Andrés Atayde, se refiere a ella como militante. En redes sociales, la empresaria y exfuncionaria hace evidente su cercanía con el partido, presumiendo su asistencia a eventos de este instituto político.

Cuando ella era directora de Quejas y Denuncias, su jefe era el exdiputado local panista y entonces contralor del Congreso capitalino, Andrés Sánchez Miranda.

Los contratos

Lucía Juárez Mejía fue directora de Quejas y Denuncias entre el 16 de diciembre de 2015 y el 15 de enero de 2019.

Durante ese periodo, el órgano firmó cuatro contratos con empresas en las que ella participa como socia o apoderada, y de los cuales mexico.com tiene copia.

El primero se celebró con Jumel de México, el 31 de agosto de 2016, por un monto de 2.5 millones de pesos. El objeto del convenio era sustituir el antiguo sistema de aire acondicionado del Congreso por equipos nuevos.

Medio año después, el 15 de febrero de 2017, la dependencia volvió a pagar a Jumel de México 277 mil pesos para dar mantenimiento preventivo, correctivo y de emergencia a los equipos de aire acondicionado.

Al mes siguiente, el 31 de marzo de 2017, el Congreso de CDMX celebró un convenio con Juca Advertising de 1.9 millones de pesos para monitorear las menciones que se hacen de la institución en prensa, radio, televisión y portales informativos de Internet.

Y al finalizar ese año, el 29 de diciembre de 2017, el Congreso contrató de nueva cuenta a Juca Advertising para el mismo trabajo. Esta vez, el monto del convenio fue de 2.9 millones de pesos.

Si bien en los contratos del Congreso con Juca Advertising firma como apoderada legal de la compañía María Cristina Martínez Tirado, en convenios celebrados con otras entidades públicas ese mismo año, Lucía Juárez Mejía es la que aparece como representante de la empresa.

Es el caso de un contrato celebrado entre Juca Advertising y el Instituto Vallartense de Cultura del Municipio de Puerto Vallarta, Jalisco. En este documento, firmado el 22 de mayo de 2017, Juárez Mejía aparece como representante legal de la empresa.

En el caso de los contratos que el Congreso de CDMX firmó con Jumel de México, la información sobre quién firma por la empresa aparece testada. Sin embargo, en el padrón de proveedores públicos de la institución figura como representante de la compañía la panista María Luisa Mejía Queretano.

mexico.com acudió a los domicilios que Jumel y Juca reportan ante el Registro Público de la Propiedad, en las colonias Narvarte y Obrera, pero no encontró evidencia de que ahí existieran las empresas, solo hay inmuebles habitacionales.

También se contactó a Lucía Juárez Mejía para conocer su postura, pero declinó responder.


* Aquí puedes descargar la documentación que usamos en este reportaje