Después del secuestro y asesinato de Humberto Adame Castillo —cuyo cuerpo fue hallado en Alpuyeca, Morelos—, el vicepresidente de la Cámara de Diputados y exgobernador de Morelos, Marco Adame, pidió que se haga justicia y que “Dios perdone” a sus agresores.

“Hemos estado pidiendo por quienes lo dañaron, somos personas de fe, hemos pedido a Dios que los perdone”, dijo Marco Adame este viernes, de acuerdo con Reforma.

El cuerpo de Humberto Adame fue hallado en una zona de cerros del poblado de Alpuyeca, en el municipio de Xochitepec, Morelos, después de que fue reportado como desaparecido desde el pasado 3 de mayo.

Dos hombres y una mujer fueron detenidos como presuntos responsables del secuestro de Adame, quien era productor agrícola y ganadero, informó la Fiscalía General de Morelos.

En su cuenta de Twitter, el diputado Marco Adame hizo una breve semblanza sobre su hermano.

Indicó que era “un buen tipo, un poco gruñón, pero muy buena persona”.