El gobierno mexicano dio a conocer la nueva política migratoria, la cual tiene como principios fundamentales el respeto a los derechos humanos de los migrantes y la no criminalización.

El titular de Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados. Tonatiuh Guillén, dijo que los dos principales ejes son el respeto a los derechos humanos, y el segundo es el desarrollo social y económico y también contempla como prioridad la atención a los mexicanos en el exterior.

En la dimensión internacional, se abren dos ejes, el primero de los cuales es la renovación del diálogo con Estados Unidos.

“Por primera vez en la historia, me parece, no hay un arreglo de estas características como el que anunció el canciller Ebrard ayer (martes 18 de diciembre), donde el eje del acuerdo ya no es el asunto de seguridad, sino se avanza en un concepto de desarrollo. Hay un compromiso muy importante por su naturaleza, pero también por los recursos involucrados del gobierno de Estados Unidos y de las empresas privadas de Estados Unidos de invertir en el sur de México, pero especialmente en Centroamérica”, destacó Guilén.

El segundo eje, dijo el titular de Comar, está relacionado con los mexicanos en el exterior. La población mexicana en Estados Unidos es de 24 millones de personas y hay una gran potencialidad en el diálogo y la comunicación con la comunidad mexicana en Estados Unidos.

“Hay un foco particular con la población binacional, que es otra de las realidades que nos articula como sociedades y hay también una atención muy dedicada a la población en retorno voluntario y a la población deportada. Habrá también programas especiales para ellos”, anunció.

Con respecto a la población migratoria de Centroamérica, hay un replanteamiento y la propuesta es que el mercado fronterizo entre Guatemala y Belice, se amplíe hacia El Salvador y Honduras.

La Secretaría de Relaciones Exteriores y la Secretaría de Gobernación serán las principales dependencias al frente, pero habrá una política intersecretarial para atender el problema.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, destacó que México es el primer país del mundo que está ajustando sus políticas migratorias al pacto que hoy se votó en la Organización de las Naciones Unidas por una migración ordenada.

En su oportunidad, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, destacó el cambio de paradigma de la política migratoria y el cuidado de los niños, quienes son la población más vulnerable en este fenómeno mundial.

“Vamos a reestructurar el Instituto desde las entrañas mismas”, advirtió la secretaria de Gobernación