El vicecoordinador del grupo parlamentario de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en el Congreso de Ciudad de México, José Luis Rodríguez Díaz de León, pidió investigar al interior del parlamento un posible conflicto de interés en la asignación de contratos a empresas de una exfuncionaria panista en la legislatura pasada.

“Es algo que por supuesto tiene que ser analizado, tiene que ser investigado, tiene que deslindarse y determinarse si existía o no un conflicto de intereses, si existió o no alguna cuestión de carácter inadecuado, irregular o indebido en la asignación de contratos”, indicó el también presidente de la Comisión de Rendición de Cuentas y Vigilancia de la Auditoría Superior de CDMX.

Ayer, mexico.com dio a conocer que la exdirectora de Quejas y Denuncias del Congreso capitalino, Lucía Juárez Mejía, fue al mismo tiempo funcionaria y contratista de la institución. Y es que mientras era servidora pública, dos empresas en las que participa como socia, tesorera o apoderada recibieron contratos del órgano legislativo por 7.6 millones de pesos.

Juárez Mejía es simpatizante del Partido Acción Nacional (PAN) y sus empresas también trabajaron para este instituto político en las elecciones del año pasado. Como funcionaria del Congreso, ella era subalterna del exdiputado local panista y entonces contralor, Andrés Sánchez Miranda.

“No suena positivo para nadie el hecho que servidores públicos que tienen una función a desarrollar en un órgano de control interno, tengan además participación en los procesos de compra o de servicios o de licitación del propio órgano de gobierno”, agregó Rodríguez.

Por su parte, el coordinador parlamentario del PAN en el Congreso de CDMX, Mauricio Tabe Echartea consideró que si hay conductas indebidas acreditadas por la Auditoría, tiene que haber sanciones.

Al preguntarle por el caso concreto de Lucía Juárez Mejía y sus empresas, Tabe Echartea indicó que no tiene más información sobre el tema. "Si ya fueron sancionadas, pues ya está la conducta impuesta, ¿no? Lo demás sería linchamiento político”, expuso y terminó la entrevista.

Cuando comenzó la investigación, el presidente del partido local era precisamente el hoy diputado Mauricio Tabe.

En entrevista para mexico.com, el actual dirigente del PAN en CDMX, Andrés Atayde, se desmarcó de las empresas de Juárez Mejía y de otros militantes de su partido investigadas por la Auditoría.