El presidente del Partido Acción Nacional (PAN) en Ciudad de México, Andrés Atayde Rubiolo, dijo desconocer la investigación que realiza la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre las empresas de militantes y simpatizantes de su partido.

“Me parece que la postura, no solo como Presidente, sino como vecino de esta ciudad y como mexicano, es que sin importar la relación que guarde cualquier persona, hombre o mujer, con algún partido político, y en donde se tenga que investigar algo porque en potencia puede parecer que no está bien, las investigaciones tienen que llegar hasta la última consecuencia”, señaló en entrevista.

mexico.com dio a conocer un esquema de empresas y fundaciones creado por militantes y simpatizantes panistas para repartirse contratos millonarios. Entre los socios figuran los panistas Marte Manuel Calderón Quezada, Lilia Juárez Mejía y María Luisa Mejía Queretano.

También aparece la directora de Quejas y Denuncias del Congreso de CDMX entre diciembre de 2015 y enero de 2019, Lucía Juárez Mejía. Ella era subalterna del exdiputado panista y entonces contralor del Congreso, Andrés Sánchez Miranda.

Dichas empresas y asociaciones civiles aparecen en una investigación de la ASF —aún en proceso— por recibir 17 millones de pesos de la Secretaría de Cultura federal para realizar festivales que según el órgano fiscalizador no se llevaron a cabo.

Además han obtenido contratos millonarios con otros entes públicos como el Congreso de CDMX, el municipio de Puerto Vallarta, la alcaldía Milpa Alta y el PAN capitalino, ofreciendo servicios que van desde la instalación de aire acondicionado hasta la contratación de artistas para festivales musicales.

Al cuestionar a Atayde si conoce a los socios de las empresas, él indicó que solo conoce a Lucía Juárez Mejía, a quien incluso identificó como “militante del PAN en la ciudad”, aunque no aparece en el registro de afiliados del partido.

El dirigente del PAN capitalino agregó que ignora las actividades empresariales de Juárez Mejía y desconoce "cuál es la situación laboral de muchos de los militantes”.

Mientras ella era directora de Quejas y Denuncias del ahora Congreso de la Ciudad de México, empresas en las que participa como accionista, tesorera y apoderada legal ganaron cuatro contratos de este órgano por un monto de 7.6 millones de pesos.

Como funcionaria pública, Juárez Mejía ganó en sus tres años y un mes de servicio mucho menos que como contratista: 1.9 millones de pesos netos.

Sobre los contratos que estas empresas obtuvieron con el PAN en CDMX durante la campaña electoral del año pasado, Andrés Atayde señala que desde que ocupó la presidencia del partido, en diciembre de 2018, se valora el historial de cada empresa antes de contratarla.

“Nosotros hemos sido muy cuidadosos… estamos abiertos de par en par a cualquier tipo de solicitud no solamente de transparencia sino de cualquier vecina o vecino que quiera saber cuál es el destino de los recursos del partido, nosotros estamos abiertos a que así se pueda dar a conocer”, respondió el panista.

Antes de la gestión de Atayde, el presidente del PAN era el actual diputado local Mauricio Tabe.