Patricia Bugarín renunció a su cargo como subsecretaria de Seguridad de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), a poco más de tres meses de haber asumido.

La hora exfuncionaria argumentó que su renuncia se debe a “asuntos personales”.

“Desde hace varios días, la doctora Bugarín había manifestado su necesidad de separarse de sus funciones para atender situaciones familiares y de índole de salud que la aquejan e imposibilitan a seguir en la institución”, detalló en una tarjeta informativa la SSPC, que afirmó que lamentaba la salida, pero que respetaba la decisión

Bugarín se desempeñó en la Ciudad de México como fiscal Antisecuestro y subprocuradora de Averiguaciones Previas Centrales en la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México en los gobiernos de Andrés Manuel López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas.

Tuvo en sus manos las cuestionadas investigaciones sobre el asesinato del conductor Paco Stanley y la muerte de la defensora de derechos humanos Digna Ochoa.

A nivel federal, fue subprocuradora de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada de la Procuraduría General de la República durante el gobierno de Felipe Calderón y titular de la Coordinación Nacional Antisecuestro, en el sexenio de Enrique Peña Nieto.