Casas de más de 2 mil metros cuadrados, autos deportivos, camionetas de lujo, relojes, locales, obras de arte, joyería, relojes exclusivos… son algunas de las pertenencias que declararon de manera pública los integrantes del gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En sus declaraciones iniciales no solo se pueden apreciar artículos de lujo, también hubo quienes decidieron asentar que son propietarios de lavadoras, secadoras, estufas, computadoras y hasta de una pantalla chica.

mexico.com hizo un recuento de algunas de las propiedades más... interesantes del gabinete de la llamada Cuarta Transformación de AMLO.

Miguel Torruco, secretario de Turismo

En 2015, el funcionario compró una casa de más de 2 mil 700 metros cuadrados, de los cuales más de mil metros cuadrados son de construcción. Miguel Torruco declaró que la forma de la compra fue al contado.

Entre 2008 y 2012, Torruco heredó joyas, aretes, relojes, pinturas y esculturas de su madre.

Julio Scherer Ibarra, consejero jurídico del Ejecutivo Federal

Tiene dos BMW, dos Porsches y dos camionetas Volkswagen. Es el dueño de obras artísticas heredadas por su padre con valor de 8 millones de pesos y relojes que valen 1.5 millones de pesos.

Además, el 18 de noviembre pasado le cedieron —casualmente— dos amplios departamentos de cerca de 600 metros cuadrados cada uno.

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana

Declaró tener tres casas, un departamento, un terreno y dos locales, todo por más de 20 millones de pesos.

Alfonso Romo, jefe de Gabinete

Uno de los colaboradores más cercanos a AMLO es ‘Poncho’ Romo, quien declaró que es dueño, entre otros bienes, de un terreno de más de 49 mil metros cuadrados y está valuado en más de 29 millones de pesos.

Romo, quien es un empresario regiomontano, fue considerado uno de los hombres más ricos de México en la década de los 90; sin embargo, en su reciente declaración patrimonial presenta cuentas bancarias con un saldo menor a 5 millones de pesos.

Esteban Moctezuma, secretario de Educación

Declaró tener cinco casas, un departamento —que le será entregado en dos años—, un rancho y dos terrenos rústicos.

Román Guillermo Meyer, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano

Este funcionario declaró que es dueño de un departamento de 100 metros cuadrados y un refrigerador que le costó 10 mil 500 pesos.

María Luisa Albores, secretaria de Desarrollo Social

Detalló que tiene un terreno de más de 4 mil 800 metros valuado en casi 16 mil pesos y que es dueña de dos recámaras, una sala, un comedor, dos escritorios, una laptop, una pantalla chica, un refrigerador y una estufa.

Jorge Carlos Alcocer, secretario de Salud

Es dueño de una camioneta Land Rover 2012, valuada en más de 651 mil pesos.

Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública

Dejó en claro que es dueña, entre otras cosas, de tres casas, tres departamentos, una lavadora, una secadora, un reloj de 50 mil pesos y unos aretes de 2 mil pesos.

Algunas de las declaraciones de los funcionarios del gabinete de AMLO no son del todo detalladas o fueron parcialmente públicas, a pesar que el presidente mandó un ultimátum para que las transparentaran a más tardar el 30 de enero.