En una carta dirigida a la líder nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, un grupo de priistas se oponen al nombramiento del expresidente, Enrique Peña Nieto, como consejero político nacional del partido e incluso piden su expulsión.

Integrantes del grupo conocido como Democracia Interna afirmaron que Peña Nieto decreció al priismo durante su administración, reportó Reforma.

“Peña no solo no puede ser consejero, sino que debe ser expulsado del partido por el inmenso daño que le causó, llevándolo del triunfo de 2012 a la peor derrota de su historia en 2018”, dice el documento.

El exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, miembro del grupo sentenció que el desprestigio del PRI fue ocasionada por “militantes como el propio Peña, algunos miembros de su gabinete y los gobernadores cuyas candidaturas impulsó él (Peña Nieto).”

Peña Nieto no estuvo presente en la sesión del pasado 27 de febrero donde se le nombró como consejero, a pesar que el estatuto establece que los consejeros deben rendir protesta. Por lo que los priistas piden que no debe estar en el cargo, según el diario.