El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dará a conocer este miércoles su Plan Nacional de Seguridad y Pacificación.

Desde nuevas instituciones hasta el posible revés a la Ley de Seguridad Interior promulgada en 2017 son algunos de los puntos que deberá abordar el documento realizado por integrantes del gobierno entrante, con base en las participaciones de los foros de pacificación.

Te decimos qué esperar (y qué no) con el plan de seguridad.

Ley de Seguridad Interior

A unas horas de que el equipo del presidente electo presente su plan nacional de Seguridad y Pacificación, en la Suprema Corte de Justicia se tambalea la polémica Ley de Seguridad Interior, publicada en 2017 por el presidente Enrique Peña Nieto.

La legislación enfrenta impugnaciones de grupos parlamentarios, organismos de derechos humanos y sociedad civil, pues, aseguran, tiende a la militarización del país.

Por ejemplo, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la ONU-DH pidió echar para atrás la ley al considerar que era preocupante para la defensa de los derechos humanos en México, mientras que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) presentó una acción de inconstitucionalidad contra el proyecto, argumentando que este permite que el Ejecutivo ordene la intervención de las Fuerzas Armadas de forma discrecional y sin transparencia.

Al momento de la aprobación de la ley en el Congreso, en ambas Cámaras el grupo parlamentario de Morena votó en contra del proyecto.

Sin embargo, Andrés Manuel López Obrador no ha tenido una postura clara al respecto, pues en agosto pasado aseguró en conferencia de prensa que esperaría la decisión de la Suprema Corte de Justicia para determinar si veta o no la ley.

Durante la sesión de este 13 de noviembre, seis de los 11 ministros se pronunciaron por declarar inconstitucional dicha ley; sin embargo, la discusión será retomada este jueves 15.

Ejército en la calles

A pesar de que por años e incluso durante su campaña, AMLO aseguró que la presencia del Ejército en las calles para combatir al crimen organizado no solucionaba el problema, ahora el presidente electo dio un giro a su discurso y anunció que las fuerzas castrenses no regresarían a los cuarteles.

“No podríamos dejar de utilizar al Ejército y la Marina para atender el problema de la inseguridad ni de violencia”, aseguró el morenista en agosto pasado.

Desde su casa de transición, López Obrador señaló que regresar al Ejército y la Marina a los cuarteles con la situación de inseguridad actual en el país sería una irresponsabilidad, pues no hay alternativas ya que, dijo, la Policía Federal no está lista para hacer las labores que llevan a cabo actualmente los marinos y soldados.

"Sería muy irresponsable decir que regresan los marinos y los soldados a los cuarteles y dejar a la gente indefensa”, agregó.

OjO AQUÍ 👀: 6 cosas del viejo régimen que AMLO mandó ALV (o mandará...)

La SSP

Durante su gobierno, AMLO prometió revivir la Secretaría de Seguridad Pública, la cual dejó de existir al inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto, cuando las tareas de seguridad pasaron a ser parte de la Secretaría de Gobernación.

De acuerdo con el presidente electo, las labores de seguridad en Gobernación no han tenido los resultados esperados. Al frente de la nueva Secretaría de Seguridad estará Alfonso Durazo, quien sí ha dejado en claro su rechazo a la Ley de Seguridad Interior porque considera que puede derivar en mayores violaciones a los derechos humanos.

Ojo AQUÍ 🧐: La estrategia de seguridad anunciada por AMLO genera dudas entre expertos

La creación de la SSP es una prioridad para el gobierno AMLO, quien llegó a solicitar al presidente Enrique Peña Nieto que enviara las iniciativas en el actual periodo de sesiones para que el 1 de diciembre ya esté dicho organismo, al igual que la Fiscalía General.

Guardia Nacional

Al presentar a los personajes que conformarán su equipo en materia de seguridad, López Obrador indicó que se crearía también una Guardia Nacional en donde se integraran todas las fuerzas policiacas y militares.

De acuerdo con lo estipulado en su proyecto de nación, la Guardia Nacional estaría conformada por 214 mil 157 soldados y 55 mil 574 marinos que están actualmente en funciones.

“Se integrará a policías, marinos, soldados y se utilizará experiencia, equipos, instalaciones, se garantizará la tranquilidad con esta Guardia Nacional”, indicó el presiente electo en enero pasado.

Aunque Alfonso Durazo aseguró en julio pasado que la integración de este grupo no será una prioridad, pues la estrategia será contra la militarización del país, el viernes pasado el presidente electo lo contradijo y aseguró que la Guardia Nacional va y desde el primer día de su gobierno.

“Sí va a haber una Guardia Nacional. Es un adelanto. Ya lo demás, espérense unos días. Está en la Constitución desde mediados del siglo XIX, pero es una generalidad lo que les estoy diciendo. El plan tiene mucha sustancia, es un plan para enfrentar la crisis grave de inseguridad y de violencia que se padece en el país", señaló AMLO tras reunirse con su próximo gabinete de seguridad.

Legalización de la marihuana

El pasado 8 de noviembre, la senadora y próxima secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, presentó una iniciativa expedir la Ley General para la Regulación y Control de Cannabis, donde se prevé que toda persona tendrá derecho a portar hasta 30 gramos de marihuana para su consumo.

Sánchez Cordero aseguró que la legalización de la marihuana es un primer paso para alcanzar la pacificación del país.

“Sí hay un tema ahí (en la relación de la marihuana con la violencia). Es un paso más a la pacificación”, aseguró la ministra en retiro en entrevista con W Radio.

Al respecto, Alfonso Durazo se ha manifestado a favor de la legalización de la marihuana para el consumo lúdico y médico.

"Si me preguntan fuera de la mesa, yo les voy a dar mi opinión con mucho gusto, yo soy un liberal y creo en la libertad, creo que debemos dejar a las personas la libertad de consumir o no, estoy a favor de la liberación de las drogas para consumo lúdico y médico”, dijo Durazo en agosto pasado.

Inteligencia

De acuerdo con el próximo titular de la SSP, Alfonso Durazo, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) desaparecerá, pero será sustituido por un nuevo organismo de inteligencia.

“Que desaparezca el Cisen no significa que desaparezca el cumplimiento de la tarea o de las funciones de la seguridad. La responsabilidad de la inteligencia civil pasará ahora a la Secretaría de Seguridad y crearemos ahí el órgano sucesor del Cisen para atender y cumplir con esa función de inteligencia”, aseguró Durazo en entrevista con Adela Micha en agosto pasado.

Además, Durazo aseguró que el personal del Cisen será evaluado para ver si siguen o no en la nueva dependencia.

Al respecto, Andrés Manuel López Obrador ha asegurado que lo que cambiará es que no se utilizará los mecanismos de inteligencia para espiar a los opositores de su gobierno y aseguró que él fue víctima de este tipo de prácticas.

“Lo que no va a haber es espionaje a opositores. Todo esto que nosotros padecimos por muchos años. Yo fui opositor. Cuando estaba en Tabasco, cuando vivía allá, día y noche un carro enfrente de mi casa (estaba) vigilando. Iba con mi esposa al supermercado, al mercado, y ahí iban atrás de mí. Íbamos al cine y ahí estaban ahí ellos viendo también la película”, señaló el hoy presidente electo en julio pasado.

La amnistía

Una de las propuestas de campaña de AMLO fue proponer amnistía a delincuentes que cooperaran para esclarecer delitos y terminar con la impunidad.

La propuesta no fue bien recibida por las víctimas indirectas de los delitos de desapariciones y homicidios.

En los foros de paz que se llevaron a cabo en varios estados del país en el periodo de transición, AMLO dijo a los familiares de las víctimas que estaba a favor del perdón, aunque no del olvido.

La respuesta fue que antes de perdonar exigían justicia sobre los crímenes cometidos en los últimos años.