La identificación de cadáveres tras la explosión de Tlahuelilpan evidenció un problema de muchas fiscalías y estados de la República, los procesos de identificación de cadáveres y la ubicación de personas desaparecidas, pero qué lugar ocupa este problema en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador?

Una de las primeras acciones de su gobierno fue crear una Comisión de la Verdad sobre al caso Ayotzinapa, pero poco se ha hablado de un plan eficaz para localizar a los 40 mil 180 personas desaparecidas en México ni por identificar a más de 30 mil cuerpos que hay en morgues y fosas comunes.

OjO AQUÍ: El otro gran pendiente de AMLO: los desaparecidos

“Es importante, es prioritaria la investigación sobre desaparecidos, le hemos dado toda la relevancia que tiene, al grado que la Secretaría de Gobernación se convirtió en la secretaría de los derechos humanos, de la protección de los derechos humanos. Ya no es la Secretaría de Gobernación encargada de la relación política y el orden. La encargada de cantidades a veces autoritarias. No tiene nada que ver con la antigua Secretaría de Gobernación de las policías secretas. Esto es otra cosa”, respondió el presidente.

Sin embargo, no dijo cuáles son los objetivos o metas claras ni el plan de acción para fortalecer el Banco nacional con muestras genéticas o trabajar de forma coordinada con los gobiernos de los estados y las fiscalías locales.

Ahora que lo plantea, le voy a pedir a la secretaria de Gobernación (Olga Sánchez Cordero) y a Alejandro Encinas, que tienen a su cargo toda esta actividad, que les informe, que venga un día para se informen cómo va la investigación en el caso de los desparecidos de Ayotzinapa; cómo va la liberación de presos políticos, cómo va lo relacionado con la atención a familiares de las víctimas; todo lo que tiene que ver con los desparecidos, los asesinatos por la violencia que se impuso en los gobiernos anteriores, todo, que les informen ampliamente”, agregó

Aseguró que sí es para su gobierno algo fundamental.

En el país hay 36 mil 708 personas fallecidas sin identificar, según los registros de las procuradurías y fiscalías estatales. Algunas de ellas, unas 400 tienen más de 10 años de en esa situación

Sin embargo, solo 20 han sido identificadas con reporte de desaparición, lo que lleva a cuestionar, dijo el comisionado, por qué los otros miles de personas no cuentan con reporte de desaparición.