Las primeras bajas en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador han mostrado algunas de las fisuras que se viven dentro del gobierno federal ante las medidas de recortes o cancelación de proyectos. La renuncia del director general del IMSS, Germán Martínez, y de la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Josefa González-Blanco Ortiz-Mena, son un tema qué analizar sobre la Cuarta Transformación.

“Las renuncias son motivo de preocupación porque son sintomáticas de inestabilidad en el gabinete central y ampliado (...) y de que el gobierno federal hizo recortes arbitrarios a sectores fundamentales que por ley el gobierno debe cubrir”, señala José Fernández Santillán, doctor en ciencia política por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Uno de los primeros síntomas se dio el 17 de febrero, cuando renunció la encargada del programa de estancias Infantiles Clara Torres Armendáriz, luego de que se anunciara que el proyecto cambiaría su forma de operar: los recursos que se entregaban a los operadores de las estancias, ahora serían entregados de manera directa a los padres de familia.

El presidente López Obrador acusó que los cambios tenían como fin acabar con la corrupción con que operaba el proyecto y posteriormente la Secretaría de Bienestar dio a conocer que 97 mil niños beneficiados con el programa no habían sido localizados.

“Lejos de ser una red de corrupción, las responsables eran víctimas de la corrupción. Alabo que el Presidente quiera combatir la corrupción, pero aliviar la enfermedad de una persona matándola, pues no es la mejor solución”, reprochó Torres en entrevista con el diario Reforma en febrero pasado. Ahora la exfuncionaria mantiene una cruzada legal a nivel municipal y estatal para mantener la operación anterior de las estancias.

OjO AQUÍ 🔍: Carta de renuncia de Germán Martínez Cázares al IMSS

Tres meses después, la renuncia de Germán Martínez a la dirección del Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS), al igual que la de su excompañera de partido, fue en un tono similar y también tuvo que ver con recursos: en una carta criticó los recortes presupuestales de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Como Torres Armendáriz, Germán Martínez afirmó celebrar la acciones del gobierno de López Obrador en favor del óptimo manejo de los recursos, pero reprobó la forma en que se hace.

“Ahorrar y controlar en exceso el gasto en salud es inhumano. Ese control llega a escatimar los recursos para los mexicanos más pobres”, criticó en su carta de renuncia.

Gustavo Leal, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), señala que la renuncia del exlíder nacional panista es una muestra de que no logró adaptarse al proyecto de López Obrador.

“Tuvo cinco meses cuando fue nombrado tras la elección y otros cinco ya como director formalmente (...) Se quedó en la posición cómoda de seguir disfrutando los beneficios de ser un director del instituto de las épocas priistas y panistas, es decir, un director que maneja la cuota obrero patronal, que ejecuta el sentido de organismo fiscal autónomo que es el IMSS al ser el segundo recaudador nacional...”, apunta el especialista en seguridad social y políticas de salud.

Fernández Santillán señala que la renuncia de Martínez pone de manifiesto las contradicciones existentes en el gobierno de López Obrador.

“No es que Hacienda se maneje sola sino que actúa bajo las estrictas órdenes de Andrés Manuel López Obrador, entonces no es esta la que actúa en términos neoliberales (...) Germán Martínez no se atrevió a decir: ‘Usted, señor presidente, es un hombre contradictorio, dice una cosa y hace otra’, pero la carta lleva jiribilla", apunta.

OjO AQUÍ: 🤔 AMLO ya recibió 6 renuncias en (casi) 6 meses

La renuncia de Josefa González-Blanco Ortiz-Mena a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) ocurrió luego de la controversia porque un avión de pasajeros retrasó su despegue para esperarla. El presidente López Obrador afirmó que hizo la “recomendación” de presentar su dimisión.

"El verdadero cambio requiere que nadie tenga privilegios y que el beneficio de uno, así sea para cumplir con sus funciones, no esté por encima del bienestar de la mayoría”, argumentó González-Blanco en su carta de renuncia.

“No es solo el asunto del avión, sino de ineptitudes de parte de ella y de desconcierto dentro del gobierno federal porque, como ella reconoció, no tenía dinero con el que actuar”, explica Santillán. Este lunes El Universal publicó que la extitular de Semarnat se quejaba de la falta de recursos.

La salida de Josefa González-Blanco se dio días después de la crisis de contaminación en la Ciudad de México y Zona Metropolitana, la presencia de sargazo a las costas de Quintana Roo, así como de recortes en la dependencia. El mismo diario dio a conocer un informe de la Semarnat en el que señala que en la gestión de González-Blanco fueron despedidos 16 mil 630 trabajadores.

Gustavo Leal señala que, si bien la austeridad no es un problema per se, lo importante es si realmente esas medidas rendirán frutos en el actual contexto.

“La austeridad republicana plantea un ahorro para redistribuir (...) pero habrá que ver si efectivamente esos ahorros que estás haciendo, que en algunos casos muy subidos de exageración como el es caso del sector salud, te van a servir otra posibilidad de distribución mientras la economía no crezca”.