El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo este martes que desde que su gobierno inició el Plan Conjunto de Atención a las Instalaciones de Pemex se redujo el robo de pipas de combustible en el país de 787 a 177 diarias.

“Antes del plan de robo de gasolinas en promedio eran 787 pipas diarias. Con el plan, ha bajado a 177 pipas diarias, es decir, 610 pipas menos diariamente", dijo el mandatario.

También aseguró que desde que inició el plan contra el “huachicoleo” —a finales de diciembre— se han robado 8 mil 540 pipas menos.

“Si se colocaran las pipas una tras otra son como 80 kilómetros de pipas las que ya no se han robado. En dinero ha significado un ahorro de 2 mil 500 millones de pesos”, indicó.

Ejemplificó que el lunes en Salamanca, donde se ubica una refinería de Pemex, el Ejército halló una instalación clandestina con la que se extraía hidrocarburo con una manguera de 3 kilómetros.

También agradeció a la población su apoyo y dijo que los problemas de abastecimiento —derivados del cierre de ductos para evitar el robo de combustible— no han sido en vano.

“Sí ha habido molestias en algunos lugares, no ha sido generalizado, pero no ha sido en vano”, señaló.