La reforma educativa presentada por el presidente Andrés Manuel López Obrador fue avalada en lo general y en lo particular la tarde de este jueves en el Senado de la República.

El segundo proceso para concretar la propuesta presidencial se logró en tan solo dos días, luego de que un primer intento se quedara a solo un voto ante la ausencia de senadores morenistas.

Con 97 votos a favor, 22 en contra y 1 abstenciones se aprobaron los cambios a los artículos 3, 31 y 73 constitucionales.

Como ocurrió en la primera ocasión, el PAN votó en contra argumentando que el sindicato tendrá el “control de las plazas” y presentó diversas reservas, pero todas fueron rechazadas.

“No es cierto que hay un avance”, dijo el legislador Damián Zepeda durante la argumentación de parte de las reservas que presentó su partido.

Mientras que la extitular de Educación Pública, Josefina Vázquez Mota, consideró que la reforma “atropella los derechos de los niños”, previamente la senadora Xochitl Gálvez acusó a su compañera de tolerar la venta de plazas como secretaria de gobierno.

El presidente envió su propuesta de reforma educativa en diciembre pasado y generó protestas por parte de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), quienes bloquearon los recintos del Congreso en varias ocasiones y convocaron a movilizaciones que cesaron luego de reuniones con representantes del gobierno federal.