A 10 días de la explosión de una toma clandestina en Tlahuelilpan, Hidalgo, suman 115 personas muertas y 32 heridos hospitalizados, informó este lunes el secretario de Salud, Jorge Alcocer.

De los 32 personas heridas que permanecen en hospitales, la mitad sigue en terapia intensiva y podrían pasar a un estado de salud más estable. Además, 8 que se encuentran en el Instituto Nacional de Rehabilitación —aunque algunos tienen un estado grave de salud— están conscientes, explicó Alcocer durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Se ha iniciado la labor de mediano plazo con los injertos que tienen que recibir, con una buena aceptación y desde luego los familiares ya están conscientes de esto”, dijo el funcionarios sobre esos 8 pacientes.

Precisó, además, que el sábado fue el primer día que no se registró ninguna muerte de personas heridas a causa de la explosión y que en las últimas horas falleció un paciente.

“Les quiero señalar que el fin de semana, en particular el sábado, fue el primer día en que no hubo un solo fallecimiento a consecuencia de este gran desastre. En las últimas 48 horas solo fue un paciente fallecido. Tenemos en total 115 lesionados fallecidos a nivel hospitalario y lo que se ha recogido hasta ahora”, indicó.