Tras el beso lésbico de Ellie, la protagonista de The Last of Us 2, en la conferencia de Naughty Dog en el E3, la comunidad LGBT+ celebró la representación de algunos de sus integrantes en un videojuego.

No obstante, no es la primera vez que los gamers podemos ver personajes LGBT (ni siquiera es la primera vez que se muestra la homosexualidad de Ellie). En mexico.com recordamos algunos personajes emblemáticos en este espectro.

Assassin’s Creed

Este año, Assassin’s Creed hace historia dentro de la franquicia con la inclusión de Kassandra como protagonista en su próximo título, Odyssey. En juegos anteriores, este título ha mostrado a personajes dentro del espectro LGBT+, aunque ninguno en particular fuese protagónico ni personaje jugable. En Assassin’s Creed: Brotherhood vimos a Leonardo da Vinci como un personaje homosexual e incluso se insinúa su relación con Salaì, su discípulo. Harlan Cunningham y Arend Schut desarrollan una relación fuerte hasta convertirse en esposos entre los juegos Assassin’s Creed Rogue y Assassin’s Creed Syndicate.

Borderlands

A diferencia de Assassin’s Creed, donde todos sus personajes potencialmente LGBT+ son masculinos, este shooter en primera persona también incluye mujeres entre sus personajes diversos. En distintas ediciones de Borderlands, estos son los personajes LGBT+: La bartender Mad Moxxi es bisexual, la adolescente obsesionada con los explosivos Tiny Tina es lesbiana, Axton (uno de los personajes jugables) es bisexual, Athena (personaje jugable en The Pre-Sequel) y Janey (personaje secundario) son lesbianas, entre otros.

Dragon Age

En esta franquicia de fantasía que también se ha traducido a otras plataformas hay más de 20 personajes del espectro LGBT+. Empezando por Warden, el personaje jugable en el primer Dragon Age, quien puede buscar una relación romántica con cualquiera de sus cuatro acompañantes: dos de ellos son abiertamente bisexuales y dos son heterosexuales, de modo que la sexualidad del protagonista dependerá de quien lo maneje.

Dragon Age II no se queda atrás, pues el personaje jugable puede ser hombre o mujer y perseguir una relación o encuentros casuales con otros personajes de cualquier género. Un caso interesante es la trabajadora sexual Serendipity, que originalmente estaba pensada como un hombre travesti, pero fue percibida como mujer trans y el tratamiento de la misma ofendió a un sector de los jugadores, lo que provocó que sea crearan nuevos personajes trans en juegos posteriores: como Cremisius Aclassi en Dragon Age: Inquisition.

Mass Effect

La desarrolladora BioWare (también responsable de Dragon Age) creó al protagonista de Mass Effect, Comandante Sheppard, con la opción de jugar como hombre o como mujer. Esto abre las posibilidades de que desarrolle relaciones románticas con personajes de cualquier género dentro del juego. Entre esos personajes se encuentran algunos abiertamente bisexuales u homosexuales, como el teniente Steve Cortez, cuya trama involucra seguir adelante después de separarse de su exesposo.

Buffy the Vampire Slayer

Esta serie de televisión rompió varios hitos en pantalla y también se tradujo a formato de videojuego. Uno de sus personajes principales, Willow Rosenberg (interpretada en la serie por Alyson Hannigan), pasa de ser una chica tímida con pocas intenciones románticas a una de las primeras lesbianas poderosas de la televisión. Este personaje es secundario en los primeros videojuegos de Buffy, pero en Buffy the Vampire Slayer: Chaos Bleeds, el cuarto de la franquicia y primer multiplataforma, Willow es un personaje jugable. Su novia, Tara, es un personaje dentro de este videojuego.

Estos son sólo algunos de los personajes LGBT+ que preceden a Ellie de The Last of Us. Aunque la representación de la comunidad LGBT+ en distintos medios masivos está mejorando, hay todavía un camino largo por andar.